Estados Unidos

Demócratas intentarán aprobar TPS para los venezolanos pero necesitan a los republicanos

Representantes del sur de la Florida piden a Trump que apruebe TPS para venezolanos

Varios representantes del sur de la Florida pidieron el 13 de mayo de 2019 que se apruebe el estatus de protección temporal o TPS para los venezolanos.
Up Next
Varios representantes del sur de la Florida pidieron el 13 de mayo de 2019 que se apruebe el estatus de protección temporal o TPS para los venezolanos.

Una ofensiva urgente de los demócratas para aprobar una medida en el Congreso que daría a los venezolanos un estatus legal temporal en Estados Unidos se está elaborando contra el reloj, pues la Cámara de Representantes está programada para entrar en receso de verano este viernes.

Para llevar la medida a votación, los demócratas de la Cámara de Representantes están suspendiendo las reglas lo cual les permiten asumir rápidamente un proyecto de ley para otorgarles a los venezolanos el Estatus de Protección Temporal, o TPS, patrocinado por los representantes de la Florida, Darren Soto, D-Kissimmee, y Mario Díaz-Balart, R-Miami. Pero suspender las reglas, una decisión que normalmente se utiliza para proyectos de ley no controversiales, tales como cambiar el nombre de las oficinas de correos, trae consigo un problema: para aprobarlo, el proyecto de ley debe lograr el apoyo de dos tercios de la Cámara en lugar de una mayoría simple.

Eso significa que unos 55 republicanos (el número exacto depende de cuántos miembros se presenten para votar por la iniciativa) deberán apoyar a los demócratas en un proyecto de ley que le permita a un grupo específico de inmigrantes indocumentados vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos, sin lograr concesiones conservadoras como la financiación de un muro fronterizo.

“Quería dejar esto concluido antes de salir a nuestro receso de agosto”, dijo la representante demócrata Debbie Mucarsel-Powell, D-Miami, la primera miembro del Congreso nacida en Sudamérica. “Creo que este es un momento en el que los republicanos tendrán que tomar la decisión sobre si realmente apoyan a los venezolanos o no”.

Aunque el presidente Donald Trump ha hecho de la promoción de la democracia en Venezuela parte fundamental de su discurso para los votantes del sur de la Florida antes de las elecciones de 2020, no ha dado instrucciones a su gobierno para que otorgue el TPS a los venezolanos, a pesar del hambre, la inflación y la violencia política en ese país.

El Departamento de Seguridad Nacional ejecuta el programa con la consulta del Departamento de Estado. Este Departamento aún no ha avanzado con el TPS para los venezolanos, siete meses después de que Estados Unidos reconociera a Juan Guaidó como el líder legítimo del país, aunque Nicolás Maduro mantiene el control militar y el de los campos petrolíferos lucrativos.

“Con sanciones y otras medidas que sin duda he apoyado, el presidente Trump, ha tomado medidas para presionar a Venezuela”, dijo la representante Debbie Wasserman Schultz, demócrata por Weston, que representa a una de las comunidades venezolanas más grandes del país. “Lo más inmediato que podemos hacer es otorgarles el TPS. Es moralmente correcto otorgarles el TPS porque es lo que podemos hacer bajo nuestro total control. Si el proyecto de ley llega a su escritorio, ¿acaso lo firmaría? Eso muestra lo comprometido que está”.

Los demócratas no saben si suficientes republicanos se les unirán en el tema del TPS para aprobar la ley de inmediato; un asistente calcula las posibilidades de aprobación en aproximadamente el 30 por ciento. El proyecto de ley bipartidista de Soto y Díaz-Balart fue aprobado en mayo por el Comité Judicial de la Cámara de Representantes en una votación de 20 a 9, un umbral que se encuentra apenas por encima de la mayoría de dos tercios necesaria para la aprobación en toda la Cámara de Representantes.

Diaz-Balart, quien no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, instó a los demócratas a que vuelvan a presentar el proyecto de ley en mayo.

“Insto a los líderes demócratas a que lleven esta importante legislación a la Cámara, y felicito a mi querido amigo y colega, el Representante Soto, por su ardua labor al llamar la atención sobre esta legislación que remediaría la necesidad urgente de proporcionar un estatus de protección temporal a los ciudadanos venezolanos en Estados Unidos”, dijo en un comunicado Díaz-Balart, un republicano.

La aprobación del proyecto de ley les daría a los ciudadanos venezolanos que viven en Estados Unidos la posibilidad de permanecer y trabajar legalmente aquí durante 18 meses, y evitaría que fueran deportados.

El senador republicano Marco Rubio, asesor clave de la política de la Casa Blanca sobre Venezuela, señaló que la deportación de venezolanos no es una prioridad dada la situación política y la falta de vuelos comerciales. Pero los venezolanos todavía pueden ser detenidos dentro de Estados Unidos; y 336 venezolanos ya fueron deportados en el último año fiscal, según el Departamento de Seguridad Nacional.

Wasserman Schultz dijo que anticipa que la mayoría de los republicanos de la Florida respaldarán el proyecto de ley acelerado. Pero otros republicanos que normalmente se resisten a votar por proyectos de ley de inmigración sin disposiciones conservadoras podrían desconfiar de respaldar este proyecto de ley.

Soto dijo que tiene la esperanza de que un mayor número de republicanos respalden el TPS luego de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, le dijo al Orlando Sentinel que “lo estamos estudiando” en una entrevista el domingo.

“El tiempo es esencial... sin embargo, al ver las declaraciones de Pompeo de (el domingo), tengo la sensación de que podrían estar reconsiderando su posición y la acogemos con satisfacción”, dijo Soto. “Todo lo relacionado con la inmigración se vuelve controvertido bajo la administración de Trump. Sospecho que muchos republicanos están atrapados entre la retórica general contra los inmigrantes, que se ha vuelto popular, y el entendimiento de que Venezuela necesita nuestra ayuda”.

La aprobación del proyecto de ley con un voto bipartidista presionaría al Senado de Estados Unidos para que actúe. Rubio y el senador demócrata de Nueva Jersey, Bob Menéndez, tienen un proyecto de ley de TPS casi idéntico, aunque no se ha movido por los comités en el Senado controlado por el Partido Republicano. Los senadores sesionarán hasta el 2 de agosto, lo que les otorga una semana adicional para considerar el proyecto de ley si la Cámara de Representantes lo aprueba.

Wasserman Schultz dijo que el proyecto de ley podría avanzar rápidamente en el Senado de Estados Unidos y que Trump podría convertirlo en ley antes del receso de agosto, dependiendo de la prioridad que le den los líderes republicanos.

“Si quieren hacer algo más que hablar de labios para afuera nos ayudarán a acelerar la implementación de esta legislación y enviarla al escritorio del presidente y no ejercer una presión indebida sobre los venezolanos”, dijo Wasserman Schultz.

  Comentarios