Estados Unidos

Joe Biden dice que ‘confrontó’ a Nicolás Maduro, ¿será verdad?

Joe Biden terminaba una respuesta prolongada a una pregunta sobre el legado de la esclavitud en Estados Unidos en el debate presidencial demócrata del pasado jueves cuando invocó su historial sobre Venezuela y el tema de la inmigración del afligido país.

Tras ignorar a un moderador que intentaba interrumpirlo, el ex vicepresidente habló sobre su experiencia personal al tratar con el mandatario venezolano Nicolás Maduro.

“Por cierto, en cuanto a Venezuela, deberíamos permitir que la gente viniera de Venezuela acá”, dijo Biden. “Conozco a Maduro. Me he enfrentado a Maduro”.

El comentario de Biden suscitó una respuesta rápida de la campaña de Trump, mediante la cuenta del “salón de guerra” de la campaña, que tuiteó un par de fotos de enero del 2015 que mostraban a Biden y a Maduro sonriendo uno al otro durante la ceremonia de juramentación de la ex presidenta brasileña, Dilma Rousseff en Brasil. Las fotos figuraron en volantes entregados por la oficina presidencial de Venezuela.

“Joe Biden acaba de afirmar que ‘confrontó’ a Maduro”, tuiteó la cuenta. “Esto… no parece una confrontación”.

La respuesta inmediata de la campaña de Trump destaca un posible problema en las elecciones generales en la Florida, el lugar donde viven las comunidades venezolanas más grandes del país en los condados Miami-Dade y Broward, y un estado disputado en el 2020. Trump, a pesar de haberse negado hasta ahora a otorgar el Estatus de Protección Temporal a los venezolanos en Estados Unidos, decidió reconocer al líder de la oposición, Juan Guaidó, como presidente legítimo del país en enero y ha planteado reiteradamente la necesidad de que Maduro se vaya.

Y un poco más de información sobre el contexto de las fotos surgió el jueves por la noche. Una tercera persona que aparece en una de las fotos con Biden y Maduro, de pie justo entre ellos dos, dijo que la aparente risa del ex vicepresidente se debió a que Maduro le había pedido que aumentara el precio del petróleo.

“Hola, Salón de Guerra de Trump, soy el tipo calvo de esa foto”, tuiteó Juan S. González, que trabajó como asesor de Biden para el Hemisferio Occidental del 2013 al 2015. “Él [Biden] se rió cuando Maduro le pidió que subiera el precio de petróleo (el mercado no funciona de esa manera) y que si quería hablar, primero tenía que liberar a los presos políticos y negociar en serio”.

La campaña de Biden dijo que “estaba entre los primeros voceros de la política exterior demócrata en reconocer a Juan Guaidó como el líder legítimo de Venezuela y en exigirle a Maduro que renunciara”.

“La Administración Trump parece más interesada en utilizar la crisis venezolana para obtener apoyo político interno que en buscar formas prácticas de lograr un cambio democrático en Venezuela”, dijo Biden en una declaración de política exterior presentada al Consejo de Relaciones Exteriores en agosto.

Eric Farnsworth, ex funcionario de la Casa Blanca de Clinton y del Departamento de Estado y ahora es vicepresidente del Consejo de las Américas, dijo que Biden invocó sus conversaciones con Maduro para enfatizar la diferencia en cuanto a su experiencia en política exterior con la del senador Bernie Sanders de Vermont, a quien también se le preguntó el jueves sobre su negativa a calificar a Maduro de dictador.


“Esto es claramente un factor diferencial para mostrar a Bernie Sanders como fuera de contacto y más en sintonía con una ideología que con un enfoque de política exterior”, dijo Farnsworth. “Biden dice que ‘Maduro es un tipo malo. Lo conozco, he negociado con él’. Es una situación complicada. Responde a la narrativa de que Sanders está demasiado a la izquierda y es demasiado poco convencional”.

El presentador de Univision, Jorge Ramos, mencionó el tema de Venezuela por primera vez en los tres debates demócratas cuando planteó una pregunta a Sanders el jueves: “Usted admite que Venezuela no tiene elecciones libres, pero aun así se niega a calificar de dictador a Nicolás Maduro —un dictador ¿Puede explicar por qué? ¿Y cuáles son las principales diferencias entre su tipo de socialismo y el que se impone en Venezuela, Cuba y Nicaragua?”

Sanders calificó a Maduro de “tirano despiadado” y dijo que debería haber “cooperación internacional y regional para fomentar elecciones libres en Venezuela para que la gente de ese país pueda forjar, pueda crear su propio futuro”.

Sanders también dijo que comparar dos de sus ideas socialistas, Medicare para todos y la universidad gratuita, con la crisis humanitaria en Venezuela es injusto.

“En términos de socialismo democrático es extremadamente injusto equiparar lo que sucede en Venezuela con lo que creo”, dijo Sanders. “Te diré lo que creo en cuanto a socialismo democrático. Estoy de acuerdo con lo que sucede en Canadá y Escandinavia, que garantiza atención médica a todas las personas como un derecho humano”.

Farnsworth dijo que el comentario de Biden de que se enfrentó a Maduro está abierto a la interpretación.

“No sé si sea saludable decir que [la administración Obama-Biden] se enfrentó [a Maduro] o no”, dijo Farnsworth. “¿Se hizo de manera efectiva? Maduro todavía está allí, así que saquen sus propias conclusiones. Por otra parte, lo que ha hecho la administración Trump es abrirse paso utilizando el proceso y Maduro todavía está allí”.

Mark Feierstein, director principal del Consejo de Seguridad Nacional para asuntos del Hemisferio Occidental del 2015 al 2017, dijo que la labor de Biden en Venezuela sentó las bases para la legitimidad constitucional de Guaidó, tanto a nivel nacional como internacional.

Feierstein dijo que Biden generó apoyo para las misiones de observadores internacionales en las elecciones de la Asamblea Nacional de Venezuela en diciembre del 2015, un resultado respetado internacionalmente que otorgó el control de la oposición al parlamento de Venezuela por primera vez desde 1999. La Administración Trump ha citado la legitimidad de esa elección y la ilegitimidad de elecciones posteriores como base para que Guaidó sea reconocido como presidente a título interino.

“El vicepresidente desempeñó un papel importante en eso”, dijo Feierstein.

Feierstein también dijo que Biden conoce a América Latina mejor que cualquier otro demócrata que se postule para presidente, argumentando que trabajó con éxito con ambos partidos en el Congreso para obtener más fondos para América Latina para promover la democracia.

“Nadie en el escenario anoche [el jueves] tiene la experiencia internacional que tiene Joe Biden”, dijo Feierstein. “Conoce a los líderes de la región. Se ha reunido con ellos muchas veces”.

Y Farnsworth dijo que las imágenes que le dan a la campaña de Trump municiones para atacar a Biden también muestran su larga y permanente labor en política exterior.

“Si usted es el vicepresidente de los Estados Unidos, se reunirá con mucha gente y habrá muchas fotos flotando”. Eso no significa que esté de acuerdo con ellos”, dijo Farnsworth.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios