Estados Unidos

Un día ‘como cualquier otro’ en la embajada de EEUU en La Habana

Una mototaxi pasa frente a la todavía oficina de intereses de Estados Unidos en Cuba el domingo 19 de julio de 2015, en La Habana (Cuba).
Una mototaxi pasa frente a la todavía oficina de intereses de Estados Unidos en Cuba el domingo 19 de julio de 2015, en La Habana (Cuba). EFE

Frente a la misión diplomática estadounidense en La Habana era difícil la mañana de este lunes distinguir algún cambio a pesar del nuevo estatuto de la representación, devenida en embajada después de 54 años de espera.

A la apertura de actividades de la antigua “Sección de Intereses de Estados Unidos” a las 08H00 locales (12H00 GMT), la bandera estadounidense no flameaba todavía sobre este edificio situado en el Malecón habanero, mientras decenas de cubanos esperaban como cualquier día para ingresar a obtener visas.

Entre los pocos elementos que marcaban el cambio de estatuto, había un pequeño cartel impreso en inglés en la entrada que decía: “Embajada de Estados Unidos, La Habana, 20 de julio”, rematado con una pequeña bandera estadounidense pegada a la reja.

Según un agente de seguridad, la vigilancia fue reducida ligeramente en torno a la legación, delante de la cual había una treintena de periodistas atentos al menor movimiento.

Las cuentas de Twitter y Facebook de la misión fueron modificadas y fue puesta en línea una nueva página de internet con la dirección http://havana.usembassy.gov.

“Es un día de trabajo como cualquier otro”, indicó una fuente de la representación, precisando que todos los funcionarios iban a modificar sus pies de firma en la correspondencia de papel y digital.

Los empleados que llegaron a la embajada casi no hablaron con los periodistas y solo unos pocos se arriesgaron a comentar que se trataba de un día histórico para ambos países.

Jeffrey, un empleado del servicio consular, saludó un “día histórico”, mientras que otro funcionario estadounidense contó bajo anonimato que iban a “celebrar” el acontecimiento este lunes en el interior del edificio.

Al amanecer, el joven cubano Adriel González, de 18 años, tuvo el honor de izar la bandera cubana frente a la embajada estadounidense. “Hay que celebrar hoy, es un día importante, vendrán nuevas oportunidades”, comentó.

Mientras en Washington la embajada cubana era inaugurada con gran pompa este lunes, la ceremonia de inauguración de la misión estadounidense en La Habana deberá esperar la visita del secretario de Estado, John Kerry, prevista para más tarde este verano (boreal).

Entonces se hará el estreno de la nueva placa y el izamiento de la bandera estadounidense, por primera vez desde la ruptura de relaciones diplomáticas entre ambos países, en 1961.

  Comentarios