Estados Unidos

Asistentes de Arpaio no serán sancionados

La oficina de Joe Arpaio dio a conocer registros de investigaciones internas sobre agentes acusados de violaciones.
La oficina de Joe Arpaio dio a conocer registros de investigaciones internas sobre agentes acusados de violaciones. AP

Los principales funcionarios de Joe Arpaio no serán sancionados por incumplir la orden del jefe de policía del condado Maricopa de que no llevaran a cabo los recorridos para identificar a personas sin residencia legal, la cual fue emitida por el juez que revisó el caso de etiquetación racial, indican registros de la corte.

Los documentos muestran los resultados de una investigación llevada a cabo por la oficina de Arpaio para conocer quién fue el responsable de permitir que los patrullajes continuaran durante 18 meses después de que el juez de distrito Murray Snow los prohibiera. Los documentos fueron dados a conocer el martes.

Arpaio, quien no fue objeto de la pesquisa, dijo a un investigador que se enteró de la orden de Snow, emitida en diciembre del 2011, hasta meses después del fallo, aunque la decisión fue objeto de varios artículos en medios locales en esa época.

El jefe de la policía y cuatro asistentes están bajo un proceso por desacato por no cumplir con la orden. Arpaio y su segundo de a bordo, Jerry Sheridan, han admitido esta y otras acusaciones de desacato.

Las audiencias comenzaron en abril y se prevé que terminen a finales de septiembre. De ellas podrían derivarse multas, una mayor supervisión a la agencia y la probabilidad de una audiencia penal por desacato para el jefe de la policía.

La oficina de Arpaio dio a conocer registros de investigaciones internas sobre agentes acusados de violaciones a derechos humanos durante detenciones de tráfico y de proferir groserías contra los detenidos. No obstante, los documentos dan poca información sobre la acusación de que los ayudantes del jefe solían quedarse con objetos confiscados en detenciones de tránsito y redadas en casas de seguridad.

Durante una entrevista con un investigador el 24 de febrero, se le preguntó a Arpaio por la violación de la orden de Snow. El jefe de la policía dijo que no se involucra en detalles de casos legales en su contra y delega esas tareas a otros. Sostuvo que no fue informado de los hechos del caso, aunque cree que es posible que haya tenido una conversación superficial con alguien sobre el hecho.

Se le preguntó también por un tenso encuentro con el sargento Brett Palmer alrededor de un mes después de que fuera emitida la orden de 2011, en la que autoridades migratorias federales se negaran a aceptar a inmigrantes que fueron detenidos pese a no haber infringido ley local alguna.

Palmer dijo que Arpaio quería que se retuviera a los inmigrantes hasta que él y la prensa pudieran llegar antes de que fueran entregados a la Patrulla Fronteriza. Palmer le señaló al investigador que informó al jefe de la policía que cumplir con eso sería una violación a la orden del juez.

Arpaio dijo que quería hacer del conocimiento público que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) se había negado a recibir a los inmigrantes.

“No se trataba de pedirle que violaran la orden de ningún juez”, dijo Arpaio.

Los registros de la investigación interna están enfocados primordialmente en el agente Charley Armendáriz, quien fue detenido en mayo de 2014 debido a que investigadores encontraron en su casa un alijo de drogas, bolsas con pruebas de casos atrasados e identificaciones de personas detenidas. Días más tarde Armendáriz se ahorcó.

Su arresto provocó una investigación interna de mayor alcance por el robo de pruebas. La policía no ha aportado detalles del origen de los artículos hallados en la casa de Armendáriz y si otros agentes están vinculados con esos objetos.

  Comentarios