Estados Unidos

Cámara baja aprueba el presupuesto

El Capitolio al atardecer, el jueves. La Cámara aprobó el proyecto de ley presupuestario para financiar al Gobierno federal hasta octubre de 2015.
El Capitolio al atardecer, el jueves. La Cámara aprobó el proyecto de ley presupuestario para financiar al Gobierno federal hasta octubre de 2015. EFE

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el jueves el presupuesto de $1.01 billones que financiará al Gobierno federal hasta octubre de 2015 a sólo dos horas de la medianoche, cuando expiraba el actual.

Con 219 votos a favor y 203 en contra, la cámara controlada por los republicanos aprobó el proyecto que ahora pasa al Senado, donde tendrá que ser debatido y aprobado a contrarreloj para evitar un nuevo cierre administrativo como el de 2013.

Para dar tiempo suficiente al Senado, la Cámara de Representantes aprobó inmediatamente sin objeciones una medida llamada “resolución continua”, que permitirá mantener financiado el Gobierno dos días más hasta que la Cámara alta vote.

Se espera que el Senado ratifique inmediatamente esta resolución para evitar un cierre administrativo a la medianoche.

Tras una jornada maratoniana de negociaciones, el presupuesto salió adelante con 161 votos republicanos y 58 demócratas, pese a la oposición que encontró el texto entre los legisladores situados en los extremos ideológicos del Congreso: los ultraconservadores del Tea Party y el ala más progresista del Partido Demócrata.

Los líderes de las dos Cámaras acordaron el martes esta ley bipartidista que financia al Gobierno federal hasta octubre de 2015 con $1.01 billones, pero la medida ha encontrado en los dos últimos días la oposición de numerosos legisladores de las dos formaciones.

Los líderes de ambos partidos en el Congreso han dejado claro que el objetivo es evitar a toda costa otro impopular cierre del Gobierno como el del año pasado, que tuvo costos políticos para ambas formaciones.

El Tea Party se opone a la ley por considerar que no incluye una respuesta contundente al decreto del presidente Barack Obama por el que regularizará a más de 5 millones de inmigrantes indocumentados.

Este grupo de legisladores, que pedía incluso forzar un cierre del Gobierno para mostrar su rechazo a la orden ejecutiva, ha conseguido no obstante que el Departamento de Seguridad Nacional (con jurisdicción en inmigración) sea el único que tendrá financiación sólo hasta el 27 de febrero con un mecanismo denominado “resolución continua”.

Con esta estrategia, los republicanos buscan reabrir el debate sobre la regularización cuando empiece el año y tengan el control absoluto del Congreso.

  Comentarios