Estados Unidos

Foro Latino denuncia a "reformador policial" de Denver por respaldar la tortura

El Foro Latino de Colorado denunció a un consultor con el departamento del alguacil de Denver en reducción del uso excesivo de fuerza, que es un exagente del FBI, por haber respaldado públicamente el uso de tortura para obtener información, afirmando que es un procedimiento “entendible y justificado”.

En un comunicado enviado a Efe, Rudy Gonzales, copresidente de la filial en Denver del Foro Latino, sostuvo que resulta “inquietantemente contradictorio” que la municipal local haya contratado “a una persona que respalda torturar a seres humanos y la haya puesto a cargo de reducir el abuso de los presos dentro de las cárceles”.

Gonzales se refirió así a Jim Davis, exjefe de la oficina del FBI en Denver y exdirector (hasta febrero de 2014) del Departamento de Seguridad Pública de Colorado, donde estuvo a cargo de implementar a nivel estatal los programas de seguridad y de emergencia federales.

Además, Davis fue el agente del FBI que obtuvo las huellas digitales de Saddam Hussein tras el arresto del dictador iraquí en diciembre de 2003.

Hablando este jueves con los medios locales sobre el nuevo reporte senatorial con respecto a la tortura de prisioneros, Davis afirmó que el uso de tortura por parte de organismos de inteligencia era “una respuesta apropiada” tras los ataques terroristas de septiembre de 2001, debido a que “había que hacer algo” para que los detenidos proveyesen información.

Davis fue contratado en agosto pasado por la municipalidad de Denver por cinco meses, con un pago de 80.000 dólares, para implementar reformas en las cárceles locales luego de la muerte de un recluso afroamericano que fue primero torturado por otros presos y luego aparentemente golpeado por un guardia de la cárcel.

“Aunque recientemente se han tomado pasos positivos, el hecho de que un representante de la alcaldía respalde la tortura hace retroceder las gestiones de la municipalidad de Denver para promover sanidad comunitaria y para transformar la cultura de violencia que aún persiste en los departamentos de seguridad de esta ciudad”, aseveró Gonzales.

La semana pasada, el Foro Latino dio a conocer un documento de 21 páginas en el que analiza casos recientes de posible uso excesivo de fuerza policial afectando a hispanos de Denver.

El mismo documento le pide al alcalde Michael Hancock que admita la necesidad de reformar los departamentos del alguacil y de la policía y el “fracaso sistemático” de los intentos anteriores de implementar esas reformas.

Además, los dirigentes hispanos advirtieron que, sin esas reformas, “no se podrá reconstruir la confianza de la comunidad en la policía”.

Ante la nueva situación, indicó Gonzales, el Foro Latino colaborará con la filial local de la Unión Americana de Libertades Civiles a favor de “un tratamiento digno de todos los detenidos”.

  Comentarios