Estados Unidos

Indocumentados en Arizona esperan con ansiedad fallo del Supremo sobre licencias de conducir

Cientos de estos jóvenes indocumentados en este Estado viven con ansiedad y expectación una noticia que podría facilitarles el día a día.
Cientos de estos jóvenes indocumentados en este Estado viven con ansiedad y expectación una noticia que podría facilitarles el día a día. AP

Ante la inminente decisión del Tribunal Supremo federal sobre las licencias de conducir para “soñadores” en Arizona, jóvenes indocumentados esperan con ansiedad y expectación una noticia que les facilitaría el día a día.

“Estamos optimistas de que la Suprema Corte fallará a favor de los soñadores en Arizona”, dijo Dulce Matuz, cofundadora de la Coalición del Acta Sueño en Arizona.

En lo que podría ser la recta final de una lucha legal que comenzó en el 2012, abogados que representan a un grupo de demandantes, entre ellos Matuz, presentaron el martes sus argumentos ante el juez del Supremo Anthony Kennedy para que éste rechace una petición de emergencia presentada la pasada semana por la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, para suspender temporalmente una orden que otorga licencias de conducir a los “soñadores”.

“Debemos estar preparados para los dos escenarios, pero basados en las decisiones previas de las cortes, creo que vamos a tener una decisión a nuestro favor”, dijo la reconocida activista en referencia al dictamen de Kennedy, que podría llegar en las próximas horas o este miércoles.

Carlos Rodríguez, “soñador” residente de Phoenix (Arizona), dijo a Efe que esperan con “mucha ansia” la noticia, y continuamente están mirando “los medios sociales, las noticias…”.

Rodríguez indicó que, en su caso, tener licencia significaría poder manejar su auto sin tener el miedo de que lo puedan detener.

Brewer firmó una orden ejecutiva en el 2012 que niega la posibilidad de obtener licencias de conducir a jóvenes indocumentados amparados bajo la Acción Diferida, el programa establecido por la Administración del presidente Barack Obama y que los protege temporalmente de la deportación y les otorga un permiso de trabajo.

Los “soñadores” en Arizona reaccionaron y presentaron una demanda en contra del estado, en la que aseguran que esta medida los discrimina, ya que otros grupos de indocumentados que han sido beneficiados con protecciones migratorias similares, como las víctimas de violencia doméstica, sí reciben licencias de conducir en esta región.

“Creo que estamos viendo la luz al final del túnel. Después de una larga lucha, creo que muy pronto podremos ir al Departamento de Motores y Vehículos y obtener una licencia de conducir, manejar y obtener mejores oportunidades de empleo”, dijo Matuz.

La Corte de Apelaciones del Circuito Nueve, en California, rechazó a principios de este mes una petición similar de Arizona que pretendía posponer la misma orden de esta corte que otorgaría licencias de conducir a los jóvenes indocumentados a partir de este miércoles.

La gobernadora de Arizona solicitó entonces de urgencia a la Suprema Corte una suspensión cautelar de este dictamen judicial hasta que el Alto Tribunal decida si acepta el caso.

En caso de que el juez Kennedy rechace la petición de Arizona, el caso regresará a la Corte de Apelaciones del Circuito Nueve, donde ratificará su decisión previa, un proceso que podría tomar algunos días.

“Esperamos que podríamos terminar el año teniendo licencias; sería cerrar el año con un broche de oro”, dijo Matuz.

  Comentarios