Estados Unidos

Programa piloto contra obesidad infantil muestra beneficios para padres

Un programa piloto contra la obesidad infantil que involucra a la escuela y la comunidad, mostró beneficios también para los padres, de acuerdo con un estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El informe, denominado “Shape up Somerville”, encontró que la iniciativa tuvo como consecuencia la disminución del índice de masa corporal (BMI) entre los padres de los menores a los que se buscaba asistir.

La investigación, que se enfocó en los menores de primer a tercer grado de las escuelas públicas de Somerville, Massachusetts, destaca el papel “crítico” que tienen las escuelas en la prevención de obesidad al favorecer un ambiente seguro y que apoye políticas y prácticas que favorezcan una alimentación saludable y actividad física.

Los hallazgos demuestran que las estrategias planteadas para ayudar a los niños en edad escolar con ayuda de la comunidad traen también beneficios a los padres.

El estudio, no obstante, señala la necesidad de que se lleven a cabo estudios posteriores para entender mejor los efectos de intervenciones de este tipo en los comportamientos de salud de los padres y los resultados de estos.

Más de un tercio de los adultos estadounidenses es obeso y la obesidad infantil se ha duplicado en los niños y cuadruplicado en los adolescentes en las últimas tres décadas, de acuerdo con cifras de los CDC.

Según estimados de las autoridades sanitarias, el costo anual de la obesidad en Estados Unidos fue de $147,000 millones en el 2008 y los costos de gastos médicos para personas obesas fueron de $1,429 más altos que entre las personas con un peso normal.

Las condiciones relacionadas a la obesidad más comunes son las enfermedades del corazón, los derrames cerebrales, la diabetes y ciertos tipos de cáncer, según los CDC.

  Comentarios