Estados Unidos

Centenares de veteranos en desamparo acuden a evento solidario

Cientos de excombatientes llegaron al Centro de Convenciones de Los Ángeles para participar de un evento solidario a su favor y buscar el mejor regalo que podrían recibir en esta navidad: un hogar permanente.

“En la milicia aprendemos que todos somos una familia, por eso tenemos que ayudarnos como familia, no podemos permitir que esto siga pasando”, dijo a EFE José Gonzáles, vocero del Proyecto de Cazadores de Veteranos (The Vet Hunters Project).

Gonzáles se refiere a los casi 4.500 veteranos que viven las calles de la ciudad de Los Ángeles, cientos de ellos en riesgo de caer en el desamparo total.

Este creciente problema fue el que motivó a la organización US VETS a realizar “Stand Down”, un evento de tres días de duración que se inició el sábado y que es considerada la iniciativa de ayuda a veteranos más grande en el país.

El estacionamiento del Centro de Convenciones de Los Ángeles es por estos días el escenario de un gran campamento militar con presencia de soldados, marineros y aviadores que han acudido a la convocatoria de esta organización, que cuenta con once hogares transitorios para veteranos en EEUU, tres de ellos en California.

“Yo estoy en las calles y sé que hay muchos allá afuera a los que les cerraron las puertas en la cara, que ni siquiera les prestan un teléfono para hacer una llamada, o les dan una pastilla para el dolor de cabeza”, explicó Johnny Leiva, uno de los asistentes.

A lo largo de la jornada, los excombatientes que acudieron recibieron desde un plato de comida caliente, ropa, bolsas de dormir, teléfono celulares, hasta asesoría legal y de trabajo, así como consultas médicas y odontológicas.

“Esto es sólo el comienzo”, señaló Ivan Mason, director ejecutivo de US VETS. “Realmente estamos tratando de encontrar a los veteranos que han permanecido por mucho tiempo en las calles, así como los enfermos. Queremos buscar una solución permanente para ellos”, explicó.

Esta organización cree que el reto para reducir el número de veteranos en desamparo no sólo es de las organizaciones no lucrativas, sino también del presidente Obama, que se comprometió a darle hogar a todos los veteranos que viven en las calles antes que finalice 2015.

El mismo desafío aceptó el alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti, quién está dispuesto a convertir a la ciudad en una verdadera casa para los excombatientes.

“Las razones para que decidan quedarse aquí en Los Ángeles son muchas, el clima, hay muchas bases cerca de la ciudad y tal vez, la más dura, es que no hay donde ir”, advierte González, de ascendencia oaxaqueña y quién sirvió en la Marina de Estados Unidos.

“Stand Down”, que culminará el lunes, logró reunir a veteranos necesitados con aquellos exitosos que podrían convertirse en un ejemplo para los primeros.

“Es maravilloso ver que hay hermanos que vienen a ayudarte, que te dan ánimo, que todavía hay esperanza y que no hemos perdido la guerra”, aseguró en esa línea Raymond Padilla, otro de los asistentes a este evento en donde se rememoraron historias de guerra, pero también de amor, compañerismo y fraternidad.

  Comentarios