Estados Unidos

Furgoneta de un fontanero texano acaba en manos de extremistas en Siria

La furgoneta la conduce una persona que oculta su rostro, y en la parte trasera del vehículo va montada otra persona que dispara al horizonte con una ametralladora antiaérea.
La furgoneta la conduce una persona que oculta su rostro, y en la parte trasera del vehículo va montada otra persona que dispara al horizonte con una ametralladora antiaérea.

Un fontanero de Texas demandó el lunes a una empresa de compra-venta de vehículos Ford al descubrir en una fotografía que la furgoneta que él les vendió y en la que aparece destacada publicidad de su negocio acabó en las manos de extremistas islamistas en Siria.

Una fotografía que ha circulado por Twitter los últimos días y que fue supuestamente tomada en Alepo (Siria) muestra la furgoneta negra (modelo Ford F-250) en cuya puerta puede leerse claramente “Mark-1 Plumbing (fontanería)” y un número de teléfono estadounidense.

La furgoneta la conduce una persona que oculta su rostro, y en la parte trasera del vehículo va montada otra persona que dispara al horizonte con una ametralladora antiaérea, ambos supuestos miembros de las Brigadas de Al-Muhajireen, un grupo yihadista que lucha contra el Gobierno en Siria y que estuvo afiliado durante un tiempo al Estado Islámico (EI).

El antiguo propietario de la furgoneta, el fontanero texano Mark Oberholtzer, recibió durante los últimos días llamadas constantes tras la aparición de la imagen con la publicidad de su empresa en las redes sociales, y hoy demandó al intermediario de Ford al que vendió el vehículo.

“Jamás sabré cómo terminó en Siria (la furgoneta). Sólo quiero olvidarme de esto”, contó Oberholtzer al diario local Galveston County Daily News, quien denunció al intermediario por no haber retirado la publicidad de su vehículo.

  Comentarios