Estados Unidos

Sancionan a Bernie Sanders, precandidato presidencial

Bernie Sanders, el aspirante demócrata a la nominación presidencial de EEUU.
Bernie Sanders, el aspirante demócrata a la nominación presidencial de EEUU. AP

El Comité Nacional Demócrata (DNC) sancionó este viernes al aspirante a la nominación presidencial Bernie Sanders por acceder a datos de votantes recolectados por su mayor rival, Hillary Clinton, y anunció que no permitirá que el senador acceda a información crucial sobre simpatizantes demócratas.

La reacción del organismo que dirige al Partido Demócrata se produjo después de que un fallo informático abriera las puertas de unos datos electorales de Clinton a uno de los miembros de la campaña de Sanders, quien va segundo en las encuestas y que se define como un “socialista democrático”.

“El DNC considera una prioridad mantener la seguridad del sistema y la protección de datos”, destacó en un comunicado el portavoz del partido demócrata, Luis Miranda, quien aseguró que el partido está trabajando para tener “claridad” sobre el alcance de la intrusión.

El DNC registra el número de posibles votantes demócratas de todo el país en una lista y permite a las campañas de los aspirantes a la Presidencia por su partido acceder a ella, a cambio de una cuota.

Una vez que las campañas tienen acceso a esa lista, añaden la información que han regido sobre el terreno sus voluntarios, que se encargan de organizar reuniones en bares y lugares públicos o de llamar puerta por puerta a los vecinos para convencerles de que voten por su candidato en las primarias.

La compañía que maneja el programa informático, NGP VAN, tiene un cortafuegos que evita que las campañas vean los datos recogidos por sus rivales, pero el miércoles por la mañana hubo un fallo, según explicó en un comunicado remitido a Efe el jefe de la compañía, Stu Trevelyan.

El directivo de NGP VAN explicó que, debido a ese error, las campañas de los tres aspirantes demócratas en liza pudieron visualizar datos de otras campañas, aunque no “exportar, guardar o modificar” algunos aspectos de esos datos.

“Tenemos confianza en que las campañas no han tenido acceso o han conservado los datos de archivos de otros clientes, con una posible excepción, una de las campañas presidenciales”, reconoció Trevelyan sin mencionar en concreto a Sanders.

A petición del Comité Nacional Demócrata, la compañía suspendió el jueves el acceso de Sanders a la base de votantes.

La campaña de Sanders, senador independiente, reaccionó con dureza a esas restricciones de acceso y amenazó con interponer hoy mismo una denuncia contra el Comité Nacional Demócrata ante una corte federal por “mantener como rehén” datos cruciales para la campaña del aspirante presidencial.

“Esperamos que el DNC lleve a cabo una auditoría independiente sobre el manejo de datos. Esta es una campaña de bases y no podemos manejarla sin los números de teléfono de nuestros voluntarios sobre el terreno. Esto convierte a nuestra campaña en un rehén”, destacó Jeff Weaver, el director de campaña del senador.

“El liderazgo del DNC está tratando de minar nuestra campaña. Líderes individuales del DNC pueden apoyar a Clinton como quieran, pero no pueden hacer esto”, añadió Weaver en una rueda de prensa en Washington.

La polémica sobre la incursión de Sanders se produce un día antes del tercer debate de primarias en Manchester (New Hampshire), estado clave -junto a Iowa- en los comicios presidenciales al ser allí donde se eligen los primeros delegados que seleccionan al candidato presidencial en la convención nacional del partido.

  Comentarios