Estados Unidos

Tercer debate de precandidatos del Partido Demócrata

Bernie Sanders (izq.), Hillary Clinton (cen.) y Martin O'Malley (der.), participan en el debate democrático por la presidencia organizado por ABC News en New Hampshire.
Bernie Sanders (izq.), Hillary Clinton (cen.) y Martin O'Malley (der.), participan en el debate democrático por la presidencia organizado por ABC News en New Hampshire. AFP/Getty Images

La ex secretaria de Estado de EEUU Hillary Clinton aseguró el sábado que “armar” a los ciudadanos estadounidenses “no es la respuesta apropiada contra el terrorismo”, y afirmó que “tener más armas” no hará que el país esté más seguro.

Así lo consideró la también ex primera dama en el tercer debate presidencial que celebran los aspirantes demócratas a la Casa Blanca, entre los que también se encuentran el senador por Vermont Bernie Sanders, y el exgobernador por Maryland Martin O'Malley.

La violencia armada y las amenazas terroristas fueron uno de los primeros asuntos a tratar durante la batalla dialéctica, donde Clinton reiteró que es necesario que el país aborde una nueva perspectiva sobre el control de armas.

En ese sentido, Clinton reiteró su plan para “acabar” con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), el cual estaría centrado en una dura campaña aérea liderada por EEUU para privar a los terroristas del territorio que controlan en Siria e Irak, así como una “campaña global” contra su propaganda de reclutamiento.

La ex secretaria de Estado dijo además “que la primera línea de defensa” de Estados Unidos contra la radicalización deben ser las comunidades de musulmanes estadounidenses“ con quienes abogó por trabajar para evitar ataques de ”lobos solitarios“.

Respecto a la admisión de refugiados sirios en el país, la favorita en las encuestas para ser la candidata demócrata defendió hacer los procesos de revisión de antecedentes lo más minuciosos posible, pero advirtió que EEUU no ”debe sacrificar sus valores y convertirse en una nación asustada“.

Por su parte, Sanders propuso una coalición internacional mucho más cohesionada para combatir al EI, incluyendo a Rusia y los países árabes, mientras que O'Malley achacó el éxito de los yihadistas a la falta de una mayor inversión en inteligencia.

  Comentarios