Estados Unidos

Líder de Cámara Baja se opone al plan de Obama para cerrar Guantánamo

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, aseguró hoy que el Congreso se opondrá al plan presentado por el Gobierno Obama para el cierre del penal de Guantánamo (Cuba), y aseveró que no pondrá “en peligro la seguridad nacional del país por una promesa de campaña”.

“Después de siete años, el presidente (Barack) Obama todavía tiene que convencer al pueblo estadounidense de que trasladar a los terroristas de Guantánamo a nuestra patria es inteligente y seguro”, dijo Ryan en un comunicado.

El líder de los republicanos en el Legislativo insistió en que el mandatario “no parece interesado en continuar haciendo esfuerzos” para explicar a los estadounidenses su estrategia para el cierre de la prisión y consideró que su propuesta “no proporciona los detalles críticos requeridos por la ley, incluyendo el costo exacto y la ubicación de un centro de detención alternativo”.

“El Congreso no ha dejado lugar a la confusión. Va contra la ley y seguirá estando contra la ley transferir detenidos terroristas a suelo estadounidense”, insistió Ryan.

El plan para cerrar la cárcel de Guantánamo que presenta hoy el Pentágono ante el Legislativo, contempla transferir a entre 30 y 60 presos a territorio estadounidense, según adelantaron altos funcionarios del Gobierno bajo anonimato.

En una conferencia telefónica con periodistas, uno de los altos funcionarios detalló que el plan considera 13 localizaciones diferentes en territorio nacional para ubicar a esos presos, sin recomendar ninguna en particular.

Esas 13 localizaciones incluyen prisiones ya existentes en estados como Colorado o Carolina del Sur, así como la construcción de nuevas instalaciones en algunas bases militares del país.

El presupuesto estimado por el Gobierno para acomodar a los detenidos de Guantánamo en suelo estadounidense va de 290 a 475 millones de dólares, en función de cuántos presos sean reubicados finalmente y de la instalación elegida.

De los 91 presos que alberga actualmente Guantánamo, un total de 35 han recibido la aprobación para ser enviados a terceros países “en los próximos meses”, sostuvo el alto funcionario.

En una comparecencia en la Casa Blanca, Obama argumentó de nuevo las razones por las que considera necesario el cierre del penal, y aseguró que su vigencia “es contraproducente para la seguridad nacional de EEUU”.

  Comentarios