Estados Unidos

Marco Rubio invita a Rosa María Payá al discurso de Obama el martes

Los senadores de la Florida Bill Nelson (izq.) y Marco Rubio se reúnen con Rosa María Payá en abril de 2013 en Washington D.C.
Los senadores de la Florida Bill Nelson (izq.) y Marco Rubio se reúnen con Rosa María Payá en abril de 2013 en Washington D.C. Oficina del Senador Marco Rubio

Rosa María Payá, la hija del disidente cubano Oswaldo Payá fallecido en circunstancias sospechosas, será la invitada de honor del senador Marco Rubio al discurso del Estado de la Unión del presidente Barack Obama el martes.

La oficina del legislador republicano de la Florida hizo el anuncio en un comunicado el lunes.

Oswaldo Payá murió junto al joven activista Harold Cepero en un controversial accidente automovilístico el 22 de julio de 2012, en Bayamo, Cuba. El conductor, el dirigente español Ángel Carromero, ha dicho que el auto fue empujado fuera de la carretera por agentes del gobierno cubano que iban en otro automóvil. El gobierno cubano ha rechazado la realización de una investigación independiente, y desde entonces Rosa María Payá ha liderado una campaña internacional para lograr el esclarecimiento de la muerte de su padre.

“Es un honor para mi que Rosa María Payá nos acompañe en el Capitolio el martes en la noche durante el discurso del presidente a la nación”, dijo Rubio en el comunicado. “Desde el asesinato de su padre, Rosa María ha honrado su legado al seguir luchando por una Cuba libre y democrática, y por llevar a la justicia a los asesinos de su padre”.

Rubio ha sido un fuerte crítico de las nuevas medidas del gobierno de Obama de normalizar las relaciones diplomáticas con el régimen cubano, y espera que el tema sea abordado por Obama en su discurso, ya que una delegación estadounidense se dirige a La Habana para iniciar conversaciones de alto nivel el miércoles.

“Aunque estoy en desacuerdo con la nueva política hacia Cuba del presidente, yo espero que la presencia de Rosa María Payá el martes en la noche por lo menos le recuerde que los asesinos de su padre no han sido llevados a la justicia, y que Estados Unidos está ahora, de cierta forma, sentado con ellos en la mesa”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios