Estados Unidos

Obama busca cooperar con alcaldes del país para avanzar en su agenda social

El presidente Barack Obama aseguró que quiere aumentar la cooperación con los alcaldes de ciudades del país, porque ésa es una de las “vías más prometedoras” para avanzar en su agenda social durante sus dos últimos años en el poder.

Obama recibió en la Casa Blanca a más de 200 líderes locales que han participado en la conferencia de invierno de alcaldes, celebrada entre el pasado miércoles y el viernes en Washington.

“Nos tomamos en serio la alianza con ustedes porque, a menudo, ustedes lideran el lugar en el que el cambio ocurre más rápido”, aseguró Obama durante la recepción.

El mandatario citó como ejemplo las más de 20 ciudades y condados del país que subieron el salario mínimo desde 2013, las que han aprobado leyes locales con bajas por enfermedad pagadas.

Celebró, además, los progresos en varias ciudades para erradicar la falta de vivienda entre los veteranos, y el compromiso de más de cien alcaldes con la iniciativa de Obama “El Guardián de Mi Hermano” (“My Brother's Keeper”), que busca aumentar las oportunidades para los niños y jóvenes hispanos y afroamericanos.

“En estos dos últimos años (de mandato), he instruido a mi gabinete para aprovechar cada oportunidad para hacer algo bueno, porque muchas de las cosas buenas ocurren en la recta final”, dijo Obama.

“Y uno de las caminos más provechosas para nosotros es aliarnos con ustedes para ayudarles a hacer algunas de las cosas geniales que están haciendo, y ayudarles con visiones de cosas que quieran hacer en el futuro”, añadió.

El presidente aseguró que “si las ciudades tienen éxito, Estados Unidos va a tener éxito”, no porque las comunidades rurales no tengan valor, sino porque, en todo el mundo, las ciudades “acaban siendo los motores” que impulsan “las comunidades, los estados y en último término, las naciones”.

Destacó que los alcaldes “no pueden permitirse ser ideológicos” y, al contrario que el Congreso federal, “no tienen el lujo de quejarse en lugar de hacer cosas”, porque hay muchas tareas prácticas que resolver.

Los alcaldes que participan en la conferencia mantuvieron una serie de reuniones con funcionarios de la Administración de Obama sobre temas como comercio, manufacturas, vivienda para los veteranos, bajas de enfermedad pagadas, cambio climático, cuidados de salud, educación e inmigración, entre otros temas.

En cuanto a inmigración, la Casa Blanca aseguró que ciudades de todo el país han dado “pasos significativos” para defender y preparar la implementación de las acciones ejecutivas en materia migratoria anunciadas por Obama en noviembre pasado.

De hecho, más de 30 alcaldes de ciudades de todo el país anunciaron que firmarán un escrito de apoyo al Gobierno federal en su defensa de las acciones ejecutivas sobre inmigración, y lo presentarán ante un tribunal de Brownsville (Texas) que tramita una demanda contra la Administración.

Los alcaldes de Nueva York, Bill de Blasio, y de Los Ángeles, Eric Garcetti, señalaron en un comunicado que 33 alcaldes suscribirán un escrito de “amicus curiae” (“amigo de la corte”) para respaldar al Gobierno en la demanda presentada por 25 estados que buscan bloquear las medidas ejecutivas de Obama sobre inmigración.

Además de De Blasio y Garcetti, otros 26 alcaldes ya han firmado el documento, y otros cinco se han comprometido a rubricarlo próximamente para poder presentarlo en el juicio federal en Texas.

“Estamos organizados y lucharemos por los cambios que necesita y merece esta nación, y combatiremos a quienes se oponen a la reforma migratoria, sea en los tribunales, en el Congreso o en las comunidades”, dijo el primer edil de Nueva York en el comunicado.

En total, en las 33 ciudades que se sumarán al documento viven aproximadamente 28,2 millones de personas, incluidos 7,5 millones de inmigrantes.

  Comentarios