Estados Unidos

Arrestan a un supuesto espía ruso en Nueva York

/

AFP/Getty Images

El FBI detuvo el lunes en Nueva York a un supuesto espía ruso acusado de querer robar información financiera y reclutar a residentes en la ciudad, indicó la Fiscalía Federal de Manhattan, un nuevo eje de discordia en las tensas relaciones entre ambas potencias.

Evgeny Buryakov, de 39 años, fue arrestado en el Bronx (norte) en el marco de una denuncia judicial que involucra a otras dos personas, que no pudieron ser detenidas porque poseían inmunidad diplomática y ya no residen en Estados Unidos, agregó la misma fuente.

“Buryakov trabajaba en Estados Unidos como agente de una agencia de inteligencia exterior de Rusia conocida como ‘SVR'”, afirmó la fiscalía, precisando que el acusado “se hacía pasar por empleado de la oficina de un banco ruso en Manhattan”.

Los otros dos acusados, Igor Sporyshev (27 años) y Victor Podobnyy (40), se desempeñaban respectivamente como representante comercial de la Federación Rusa en Nueva York y como agregado en la Misión Permanente de ese país en Naciones Unidas.

Los tres individuos intentaban recolectar información confidencial sobre posibles sanciones de Estados Unidos contra bancos rusos y respecto a los esfuerzos de Washington para desarrollar recursos de energía alternativos.

Los acusados fueron procesados por dos cargos, penados con cinco y diez años de prisión. Se espera que Buryakov sea presentado el lunes por la tarde ante la juez federal de Manhattan, Sarah Netburn.

Según la fiscalía, “los esfuerzos para obtener datos de inteligencia por parte de Sporyshev y Podobnyy incluían, entre otras cosas, intentar reclutar residentes de la ciudad de Nueva York como fuentes de inteligencia para Rusia, encargar a Buryakov recolectar información de inteligencia y transmitir informes preparados por Buryakov a la sede central del SVR en Moscú”.

“La detención de Evgeny Buryakov y los cargos presentados contra él y sus coacusados muestran de manera clara que -más de dos décadas después del supuesto fin de la Guerra Fría- espías rusos continúan buscando operar entre nosotros de manera secreta”, dijo el fiscal federal Preet Bharara.

Las autoridades estadounidenses recordaron el gran escándalo de espionaje del 2010, cuando diez agentes “durmientes” rusos fueron detenidos en Estados Unidos y luego expulsados hacia Moscú en un intercambio digno de la guerra fría.

  Comentarios