Estados Unidos

Comentario bajo investigación de un general estadounidense de la fuerza aérea

/

El supuesto comentario del general de división James Post sobre el avión de ataque A-10 ha generado preocupación en el Congreso de que la Fuerza Aérea esté acallando a oficiales en violación de sus derechos legales.
El supuesto comentario del general de división James Post sobre el avión de ataque A-10 ha generado preocupación en el Congreso de que la Fuerza Aérea esté acallando a oficiales en violación de sus derechos legales. AP

La Fuerza Aérea está investigando reportes de que un general les dijo a oficiales de menor rango que ofrecer información al Congreso sobre las capacidades del avión de ataque A-10 equivale a traición.

El supuesto comentario del general de división James Post ha generado preocupación en el Congreso de que la Fuerza Aérea esté acallando a oficiales en violación de sus derechos legales.

“Esto es muy grave, acusar a personas de traición por comunicarse con el Congreso”, le dijo la senadora republicana Kelly Ayotte, de Nueva Hampshire, al jefe del estado mayor de la Fuerza Aérea, general Mark Welsh, en una audiencia el miércoles ante la Comisión de Servicios Armados del Senado.

De acuerdo con reportes, Post les dijo a oficiales de la Fuerza Aérea en una conferencia reciente en Nevada sobre armamento y tácticas que es su deber respaldar las prioridades presupuestarias del servicio al abstenerse de ofrecer opiniones inconsistentes con esas prioridades. Los líderes de la Fuerza Aérea han propuesto retirar la flotilla de A-10, pero el Congreso se ha negado, y algunos dentro del servicio se han puesto de parte del Congreso.

Los presuntos comentarios de Post fueron reportados primero por Tony Carr, un oficial retirado de la Fuerza Aérea que escribe un blog llamado “John Q. Public”. Carr dijo que se enteró de los comentarios de boca de varios oficiales que estaban en la conferencia a puerta cerrada cuando Post habló.

Carr dijo que, antes de hacer su afirmación, Post afirmó: “Si alguien me acusa de decir esto, rechazaré que lo dije”. Y luego afirmó: “cualquiera que esté pasando información al Congreso sobre las capacidades del programa A-10 está cometiendo traición”.

“Estos comentarios pueden ser vistos como nada menos que un intento por intimidar a subordinados para que se abstengan de ejercer sus derechos a la libre expresión y a la participación cívica”, escribió Carr.

La Fuerza Aérea no ha disputado que Post haya hecho el comentario como se ha reportado.

“Estamos al tanto de las preocupaciones sobre las presuntas afirmaciones del general Post”.

  Comentarios