Estados Unidos

Obama busca revertir recortes al gasto público

/

El presidente Barack Obama presentará el próximo lunes su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2016.
El presidente Barack Obama presentará el próximo lunes su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2016. EFE

El presidente Barack Obama presentará el próximo lunes su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2016, que incluye más gasto para defensa y programas de educación y salud, y que el jueves expuso a los demócratas de la Cámara Baja durante una reunión en Filadelfia.

En un artículo titulado “Plan de acción para la economía de la clase media”, publicado por The Huffington Post”, Obama explica que su presupuesto “revertirá completamente” los recortes automáticos del gasto público, conocidos como “secuestro”, que entraron en vigor en marzo del 2013 para reducir el déficit.

Esos recortes, valorados en 1.2 billones hasta el 2023, afectaron a muchos programas sociales del gobierno y, en particular, al presupuesto del Pentágono.

De acuerdo con la Casa Blanca, Obama solicitará en su plan un incremento de $74,000 millones para gasto discrecional, lo que representa un aumento del 7 % sobre los niveles fijados por esos recortes.

La propuesta del presidente contempla $561,000 millones para gasto en defensa y seguridad nacional, y $530,000 millones para programas nacionales no vinculados a esas áreas.

“Si el Congreso rechaza mi plan y se niega a anular esos recortes arbitrarios, estarán en peligro nuestra economía y nuestras Fuerzas Armadas”, advirtió Obama.

Además, las inversiones en áreas ,cave “caerán a su nivel más bajo en diez años, poniendo a la investigación estadounidense, la educación, la infraestructura y seguridad nacional en riesgo”, agregó.

Según el mandatario, su proyecto de presupuesto busca nuevas inversiones en centros de manufactura avanzada y en la reconstrucción de “infraestructura deteriorada”, así como garantizar la licencia por enfermedad pagada para los padres trabajadores.

Otra de sus propuestas “pragmáticas”, en palabras de Obama, es la de que sean gratuitos los dos primeros años de “community college” (centros públicos de educación superior), ya presentada por el mandatario a comienzos de mes y recogida también en el presupuesto.

En el ámbito educativo, Obama quería proponer, además, un impuesto a las cuentas 529, de ahorro para la universidad, pero esta semana la Casa Blanca decidió retirar esa iniciativa del presupuesto ante las crecientes críticas de legisladores tanto republicanos como demócratas.

En cuanto a la salud, la Casa Blanca adelantó el pasado martes que el presupuesto contiene una petición para elevar a más de $1,200 millones el gasto federal destinado a combatir las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos.

Según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), esas infecciones afectan cada año en el país a dos millones de personas y provocan unas 23.000 muertes.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, anunció hoy que mañana, viernes, en un acto en la Casa Blanca, Obama presentará otras inversiones en materia sanitaria que también figuran en su proyecto presupuestario.

La financiación de todos estos planes vendrá de recortar el “gasto ineficiente” y de “cerrar lagunas fiscales” que benefician a los más ricos, de acuerdo con el artículo de Obama.

  Comentarios