Estados Unidos

Investigan ‘brutal’ accidente en Nueva York que causó seis muertos

Investigadores revisan el lugar del accidente entre un tren Metro-North Railroad y un vehículo el martes 3 de febrero de 2015, en Valhalla (EE.UU.). Al menos siete personas murieron en la localidad neoyorquina de Valhalla al arrollar un tren suburbano un vehículo que estaba detenido en las vías, informaron fuentes oficiales. EFE/JOHN TAGGART
Investigadores revisan el lugar del accidente entre un tren Metro-North Railroad y un vehículo el martes 3 de febrero de 2015, en Valhalla (EE.UU.). Al menos siete personas murieron en la localidad neoyorquina de Valhalla al arrollar un tren suburbano un vehículo que estaba detenido en las vías, informaron fuentes oficiales. EFE/JOHN TAGGART EFE

Las autoridades están trabajando en el lugar del accidente de Nueva York en el que anoche murieron seis personas y quince más resultaron heridas, al arrollar un tren un jeep particular, un percance descrito oficialmente como “brutal”.

“Es lo más espantoso que he podido ver”, afirmó hoy el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en declaraciones a la cadena CBS al resumir el panorama que encontró anoche cuando visitó el sitio de la tragedia.

El accidente se registró en localidad de Valhalla, al norte de la ciudad de Nueva York, cuando un jeep Cherokee quedó en las vías de la línea Metro-North, en un paso a nivel, y fue arrollado por un tren suburbano hacia las 6.30 pm (ET).

Aunque el último saldo de víctimas dado anoche por las autoridades daba cuenta de siete muertos, la cifra se revisó el miércoles a la baja, con sólo seis víctimas mortales, la conductora del jeep y cinco personas más que estaban en el primer vagón del tren.

“Fue brutal, horroroso”, afirmó Cuomo al canal NY1. “Alguien cometió un error, y no paró antes de las vías”, agregó el gobernador, que ofreció declaraciones a varios canales de televisión esta mañana.

De acuerdo con la descripción de los hechos, la conductora del jeep salió para revisar su vehículo porque la barrera del paso a nivel había bajado sobre el jeep, y cuando regresaba, la Cherokee fue arrollada por el tren.

Según Cuomo, el vehículo fue arrastrado más de 400 pies por el tren, en el que iban unas 700 personas. Los daños mayores se concentraron en el primer vagón, que se incendió por el impacto, al igual que el vehículo que causó el accidente.

“Todavía es muy pronto para echar la culpa a algo o a alguien”, agregó el gobernador.

Se trata del cuarto accidente que sufre esa línea suburbana en los últimos dos años, pero el que mayores víctimas ha causado. Aun así, Cuomo dijo que, en principio, no hay planes para eliminar los pasos a nivel existentes.

La investigación quedará a cargo del Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB). Uno de sus directivos, Robert Sumwalt, dijo que se comprobará si las señales funcionaron correctamente, entre otras medidas.

“Nuestro objetivo es averiguar no sólo qué pasó, sino realmente por qué pasó y así poder hacer recomendaciones de seguridad para evitar que vuelva a ocurrir”, agregó Sumwalt en declaraciones a medios locales en Washington.

El trabajo en el campo puede prolongarse por varios días y los resultados pueden darse a conocer en unos doce meses, según Sumwalt.

El accidente se registró en el condado de Westchester, administrado por Bob Astorino, una de las principales figuras del Partido Republicano en el estado y rival de Cuomo en los últimos comicios.

En declaraciones a los periodistas, Astorino dijo hoy que las llamas consumieron el interior del primer vagón y los fallecidos quedaron “irreconocibles”, por lo que se estaban practicando hoy los exámenes para identificarlos.

“La escena (dentro del tren) tiene que haber sido terrible e imposible de manejar”, agregó Astorino, quien recordó que, a pesar del choque, el tren nunca descarriló.

Según Cuomo, de los 15 heridos hay siete lesionados en condición grave.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios