Estados Unidos

Obama condena a quienes abusan de la religión

El presidente Barack Obama condenó a quienes justifican la violencia por medio de la religión y afirmó que “ningún dios aprueba el terrorismo”.

“Estamos convocados para rechazar a quienes distorsionan nuestra religión para sus propios propósitos nihilistas”, dijo Obama durante el Desayuno Nacional de la Oración, una reunión anual de políticos, líderes religiosos y dignatarios en Washington. El mandatario exhortó a los líderes religiosos a rechazar a quienes pretenden distorsionar la religión.

En su mensaje dijo que los extremistas del grupo Estado Islámico que ocupan partes de Irak y Siria constituyen “un culto de la muerte”, como también los responsables de la masacre de niños en una escuela de Pakistán y los ataques terroristas en París.

Obama ofreció una bienvenida especial a un “buen amigo”, el Dalai Lama, que estuvo en un lugar destacado entre los 3.600 asistentes, y juntando las palmas de sus manos hizo una inclinación reverente hacia el líder espiritual del budismo tibetano.

Fue la primera vez que Obama y el Dalai Lama aparecen en un mismo acto público. Los tres encuentros anteriores han sido en privado. China ha criticado de manera uniforme las reuniones de Obama con el Dalai Lama, a quien considera un separatista debido a su reclamación de mayor autonomía para el Tíbet. El líder tibetano está exiliado en la India desde hace décadas.

Pero en una muestra de apoyo de la Casa Blanca al Dalai Lama, este se sentó a una mesa junto con una alta asesora de Obama, Valerie Jarrett. El actor Richard Gere, amigo y partidario del Dalai Lama, estaba sentado cerca. Mientras tanto, en la calle, cientos de manifestantes golpeaban tambores y hacían ondear banderas tibetanas bajo fuerte custodia policial.

El Dalai Lama huyó a la India en 1959 después de un fallido levantamiento tibetano contra el régimen chino. Obama dijo el jueves que representaba “un ejemplo poderoso de lo que significa practicar compasión y que nos inspira a manifestarnos por la libertad y dignidad de todos los seres humanos”.

El presidente bromeó que era un acto inusual el que reunía al Dalai Lama con la serie de carreras NASCAR, después que el piloto retirado y comentarista Darrell Waltrip fue el orador principal. Waltrip dijo que había aceptado a Jesucristo como su salvador después que un accidente en 1993 lo dejó meditando en su mortalidad.

“Si nunca te has postrado de rodillas para pedirle perdón por tus pecados ¿crees que eres una buena persona? Te irás al infierno”, dijo Waltrip.

Obama pronunció un mensaje más adecuado para una audiencia que incluyó líderes prominentes de religiones no cristianas. Dijo que aunque la religión es una fuente positiva en el mundo, gente de toda denominación ha estado dispuesta “a aprovecharse de la religión para sus propios propósitos homicidas”.

“Recordemos que durante las Cruzadas y la Inquisición, la gente cometió hechos terribles en nombre de Cristo”, recordó Obama. “En nuestro país, la esclavitud y Jim Crow solían justificarse a menudo en nombre de Cristo”.

“Por eso no es exclusivo de un grupo o una religión”, añadió. “Existe una tendencia en nosotros, una simple tendencia que puede pervertir y distorsionar nuestra fe”.

El rey jordano Abdulá II canceló su plan de asistir a la reunión después que los extremistas del grupo Estado Islámico difundieron un video en que muestran quemando vivo a un piloto jordano capturado.

  Comentarios