Finanzas

Extensión del programa EB-5 vence el 30 de septiembre de 2017

Adriana Kostencki
Adriana Kostencki Berger Singerman Cortesía

El pasado mayo el congreso de los EEUU acordó extender hasta el 30 de septiembre de 2017 el programa de visas de inversionistas EB-5 por medio de centros regionales, los cuales son entidades designadas por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) para atraer capital extranjero a base de propuestas para promover el crecimiento económico.

El programa EB-5 es una alternativa bastante atractiva para extranjeros que desean solicitar la residencia permanente estadounidense. Para calificar, el inversionista extranjero debe aportar al menos $500,000 si la inversión se realiza en una zona rural o que experimenta una tasa de desempleo superior al 50% que el promedio nacional. Si la inversión se realiza en otras áreas de EEUU el monto mínimo es de $1,000,000. Es probable que ésta sea la última extensión al programa de visas EB-5 con dichos montos de inversión, ya que recientemente se han presentado propuestas para incrementar los montos mínimos a sumas superiores al millón de dólares.

Tanto en la inversión en un centro regional como en la inversión directa, el inversionista debe demostrar el origen legal de los fondos y la trayectoria de los mismos, bien sea por ahorros, venta de propiedades, herencias, regalos, entre otros. Adicionalmente, la ley exige que la inversión realizada resulte en la creación de diez empleos a tiempo completo para trabajadores estadounidenses.

Los “empleos indirectos” son aquellos que han sido creados colateralmente o como resultado del capital invertido por el inversionista EB-5 en una empresa comercial afiliada a un centro regional. Si bien en la actualidad existen más de 800 centros regionales aprobados por USCIS, es importante evaluar la viabilidad del proyecto antes de realizar la inversión, su tasa de éxito, y que el mismo cumpla con los requisitos de ley.

Aquellos inversionistas que deciden realizar inversiones directas, deben establecer una entidad comercial con fines de lucro encaminada a la realización continua de un negocio legal, y demostrar la creación de “empleos directos”, los cuales son empleos reales identificables para empleados calificados, localizados dentro de la empresa comercial en la que el inversionista invierte su capital. En este caso, el inversionista debe desarrollar un plan de negocios y gestionar su proyecto directamente.

Luego de aprobada la petición de inmigrante EB-5, tanto el inversionista principal como su cónyuge e hijos menores de 21 años pueden recibir la residencia condicional por un periodo de dos años, y pasado este periodo, solicitar la remoción de sus condiciones para obtener la residencia permanente, toda vez que el inversionista logre demostrar que ha cumplido los requisitos del programa de visa EB-5.

La reciente extensión ofrece otra oportunidad para participar en el programa EB-5 con la cantidad mínima inversión de $500,000 en un centro regional. Sin embargo, el proceso debe iniciarse lo antes posible ya que la selección del centro, proyecto, y organización de los documentos que reflejen la trayectoria de los fondos, toma tiempo.

Adriana Kostencki, Esq. es socia y líder de la práctica de inmigración empresarial en Berger Singerman, firma de abogados de negocios de Florida, akostencki@bergersingerman.com

  Comentarios