Finanzas

Consejo financiero: Métodos básicos de ahorro

Miami

Este consejo es para aquellas personas que tienen dificultades para ahorrar: mantengan el dinero fuera de su alcance.

Hace poco, miré un documental llamado “Living on One” que trata sobre el esfuerzo realizado por cuatro estudiantes universitarios que decidieron pasar un verano en Guatemala y vivir con un dólar al día, al igual que la mitad de los ciudadanos de ese país que viven en la pobreza. El documental explora los hábitos relacionados con las finanzas personales de individuos a quienes les resulta sumamente difícil ganar lo suficiente para vivir, más aún para ahorrar.

Mi parte favorita del documental analiza el concepto de “club de ahorro”, una estrategia popular en los países menos desarrollados del mundo. Generalmente, un grupo de 12 personas se pone de acuerdo para ahorrar $12 al mes, cada una. Sin embargo, en lugar de colocar esos $12 de ahorro en sus respectivas alcancías, lo aportan al grupo.

Luego, uno de sus miembros se queda con la suma total de $144. Los miembros del club se turnan para llevarse la suma global una vez por mes; por lo tanto, cada uno de ellos recibe $144 una vez al año. Si algún miembro no aporta los $12 durante algún mes, queda expulsado del grupo. Esa persona ya no podrá cobrar los $144.

Los clubes de ahorro me resultan fascinantes ya que ponen de relieve las estrategias más básicas e importantes para tener éxito a la hora de ahorrar: bloquear el acceso a los fondos destinados a ese fin y tener una motivación para priorizar el ahorro sobre el gasto.

En el campo de las finanzas personales, es más valioso contar con una suma de dinero ocasional significativa, que con muchas sumas de poca cuantía. Gastamos sumas de dinero pequeñas en forma más espontánea, por ejemplo, en una buena cena, pero tendemos a usar una suma global significativa para financiar objetivos más importantes. En Guatemala, ese objetivo puede ser comprar un horno de cocina. Aquí, puede ser adquirir un vehículo o pagar el anticipo de una propiedad.

El club de ahorro también obliga a sus miembros a priorizar el ahorro, al imponer un castigo. Muchas personas cobran un salario, pagan sus facturas, gastan en actividades de entretenimiento y ahorran el resto. Desafortunadamente, después de pagar todos sus gastos, apenas les queda un remanente mínimo, en el mejor de los casos. Un solución simple: al cobrar su salario, primero separe el monto que desea ahorrar y busque la forma de vivir con el resto.

Los planes de jubilación patrocinados por su empleador, por ejemplo, los planes 401(k), 403(b) y 457, tienen las mismas características que un club de ahorro. Usted puede aportar sumas relativamente pequeñas en forma sistemática y no tiene acceso a los fondos. Si retira su dinero en forma anticipada, se le aplica una penalidad del 10%. Por otra parte, un plan 401(k) lo obliga a ahorrar al deducir los aportes de su salario incluso antes de recibirlo; de esta forma, se asegura de cumplir con su objetivo de ahorro mensual.

Desde luego, los planes de jubilación patrocinados por el empleador son más sofisticados que los primitivos clubes de ahorro ya que le permiten invertir en acciones y bonos, con lo cual, no solo acumulará ahorros, sino que también los incrementará.

Siga a AdviceIQ en Twitter: @adviceiq.

Lon Jefferies, CFP, MBA, es asesor de inversiones en la empresa de planificación financiera por honorarios Net Worth Advisory Group con sede en Sandy, Utah. Puede encontrarlo en Twitter, LinkedIn y Google+. Contáctelo telefónicamente al 801-566-0740, o escríbale a lon@networthadvice.com.

AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.

  Comentarios