Finanzas

Consejo financiero: Protejamos a las personas mayores de las estafas

La vejez debería venir acompañada de una etiqueta de precaución por numerosas razones. Muchos de nosotros esperamos vivir más tiempo que nuestros padres o abuelos. Sin duda, una vida más larga está expuesta a dificultades y, en algunos casos, a depredadores financieros.

Todos sabemos lo difícil que es mantener los ingresos a la par del aumento del costo de vida, en especial, si la jubilación dura más de 30 años. A menudo hablamos de la necesidad de planificar y de tener una cartera diseñada para contemplar ese horizonte de tiempo.

Sin embargo, hay otro problema un tanto más perturbador: el envejecimiento de nuestro cerebro. Hay estudios que demuestran que, a medida que las personas envejecen, tienden a centrarse más en potenciar las emociones e interacciones sociales positivas y están más decididas a bloquear las experiencias negativas. Los investigadores denominan a este fenómeno “selectividad socio-emocional”.

En pocas palabras, este proceso implica que algunas personas de edad avanzada prestan más atención a quienes las hacen sentir bien y a gusto. En ocasiones, a raíz de esta situación, las personas mayores ignoran señales de peligro que habrían advertido perfectamente cuando era más jóvenes. Existen estudios recientes que demuestran que a jubilados sumamente inteligentes (incluso aquellos sin síntomas de demencia) les cuesta mucho distinguir una inversión segura de una riesgosa.

Los programas de noticias cuentan constantemente historias de estafadores cercanos al entorno de víctimas de edad avanzada, ya sean familiares o las personas a cargo de sus cuidados. Según un informe reciente de la Fundación de Educación del Inversionista de las Autoridades Regulatorias de la Industria Financiera, las personas mayores de 65 años tienen un 34% más de probabilidades que las personas en sus 40 años de perder dinero a causa de una estafa. 

El Fondo de Protección del Inversionista (Investor Protection Trust o IPT) agrega que más de siete millones de estadounidenses de edad avanzada —uno de cada cinco ciudadanos de más de 65 años— ya ha sido víctima de una estafa financiera. Muchas veces, las víctimas, engañadas por un aparente entorno de atención, permiten que los estafadores accedan a sus chequeras o a su información personal, facilitando así el acceso a su dinero.

Tenga en cuenta estos tres puntos que lo ayudarán a protegerse y a proteger a sus seres queridos de edad avanzada:

1. Si bien los ancianos siempre han sido presa de los estafadores, estos delitos parecen estar en aumento. En respuesta a ello, muchas organizaciones como el IPT crearon programas formales y lanzaron publicaciones para educar a los ancianos y a las personas que tanto afecto sienten por ellos.

Por ejemplo, el programa del IPT “enseña a los profesionales de la medicina y del derecho a reconocer cuando sus clientes de avanzada edad pueden ser vulnerables al abuso financiero o pueden ser víctimas de ese delito, en especial, cuando se trata de pacientes con un deterioro cognitivo leve, para luego derivar a los pacientes en riesgo a los organismos de regulación de títulos valor del estado y a prestadores profesionales de servicios de protección de personas mayores de la zona”, entre otros.

2. Si usted ya ha entrado en los 40 o los 50, es posible que no advierta con qué rapidez pueden deteriorarse sus procesos mentales. Quizás sea hora de poner sus asuntos en orden, tanto en el plano de la planificación sucesoria como en el de la planificación financiera.

Una vez elaborados sus planes, converse con su pareja y con los profesionales de finanzas cierto tiempo antes de introducir cambios importantes en el plan y en sus documentos sucesorios, en particular, a medida que envejece. De ahora en adelante, siempre converse con un asesor de confianza acerca de cambios importantes en sus planes financieros.

3. Si usted está a cargo de lidiar con la situación financiera de su familia, trabaje con un especialista en planificación que lo involucre a usted y a su cónyuge.

Incluso si todavía está en condiciones de manejar la situación, tanto usted como su pareja deben comprender qué conlleva el plan y los fundamentos de ciertas decisiones. Esto tiene especial importancia si usted —el hombre de la casa— fallece antes y su mujer debe luego asumir el control total del plan.

Empiece a prepararse ahora de modo que usted y también su pareja reconozcan cuáles son las posibles vulnerabilidades financieras específicas del envejecimiento cerebral.

Siga a AdviceIQ en Twitter: @adviceiq.

Dan Crimmins es cofundador de Crimmins Wealth Management LLC en Woodcliff Lake, N.J. Su blog se llama Roots of Wealth.

AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad  se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.

  Comentarios