Finanzas

Préstamos refinanciados a propietarios que deben más del valor de su casa

El gobierno federal está tratando de impulsar sus trastabillantes esfuerzos por solucionar la crisis de ejecuciones hipotecarias mediante la ayuda a los propietarios que deben más de lo que valen sus propiedades.

A partir de esta semana, la Dirección Federal de Vivienda (FHA) autorizará a los bancos a ofrecer a estos propietarios préstamos refinanciados respaldados por el gobierno. Los prestamistas tendrán que perdonar por lo menos 10 por ciento del préstamo original. Los inversionistas que tienen control sobre las hipotecas como parte de sus carteras grandes seleccionarán a cuáles prestatarios invitan a participar.

El plan --anunciado inicialmente en marzo-- representa el más reciente de numerosos esfuerzos por controlar la crisis de la vivienda. Hasta ahora, el gobierno sólo ha tomado medidas a medias y sus programas han enfrentado numerosos problemas.

Casi la mitad de los 1.3 millones de propietarios inscritos en el programa de alivio hipotecario del gobierno de Obama --supervisado por el Departamento del Tesoro-- ya han caído en mora durante los últimos 12 meses.

Muchos prestatarios dicen que el programa del gobierno es una pesadilla burocrática en que los bancos pierden los documentos y entonces alegan que los clientes no enviaron los papeles necesarios. Los bancos, por su parte, alegan que los clientes nunca les enviaron los documentos necesarios.

El nuevo programa ade refinanciamiento toma un enfoque diferente, permitiendo a los inversionistas en activos respaldados por hipotecas evaluar sus carteras y escoger a los clientes a quienes deseen ofrecer hipotecas refinanciadas respaldadas por la FHA.

La teoría es que hay algunos préstamos de los que los inversionistas quieren deshacerse porque tienen un alto riesgo de mora.

El gobierno calcula que entre 500,000 y 1.5 millones de propietarios pudieran resultar beneficiados. Pero David Stevens, comisionado de la FHA, dijo que el número de clientes que pudiera beneficiarse probablemente esté más cerca de la cifra menor.

Incluso así, el analista Bose George, de Keefe, Bruyette & Woods Inc., calificó el cálculo del gobierno de "extremadamente optimista''. George dijo que es probable que los inversionistas no sólo ofrezcan refinanciamiento a los clientes que han visto caer el valor de sus propiedades al punto en que deben 40 por ciento más que el valor de la propiedad. Estos propietarios, dijo, están en peligro de abandonar sus hipotecas.

El programa se financia con $14,000 millones del programa de asistencia hipotecaria del gobierno, por valor de $75,000 millones. Ese dinero se usará para cubrir pagos de incentivos a los prestamistas y pérdidas de los prestatarios que caen en ejecución hipotecaria.

Para cumplir los requisitos, los clientes deben estar al día en el pago de la hipoteca, aunque muchas personas que ya han recibido modificaciones de préstamos a través de otros programas son elegibles. El plan está limitado a los préstamos en que el propietarios debe por lo menos 15 por ciento más del valor actual de la vivienda.

Analistas de Barclays Capital calcularon el mes pasado que el programa de refinanciamiento sólo beneficiaría a entre 200,000 y 300,000 propietarios. Si resulta ser así, sería sólo una pequeña fracción de las personas que deben más de lo que valen sus propiedades.

Para finales de junio, unos 11 millones de viviendas, equivalente a 23 por ciento de las que tienen hipotecas, estaban en estas condiciones, según la empresa de análisis inmobiliario CoreLogic.

  Comentarios