Una empleada de Ericsson en Tallin, Estonia, trabaja en el acabado de una pieza tecnológica.
Una empleada de Ericsson en Tallin, Estonia, trabaja en el acabado de una pieza tecnológica. Peter Kollanyi Bloomberg
Una empleada de Ericsson en Tallin, Estonia, trabaja en el acabado de una pieza tecnológica. Peter Kollanyi Bloomberg