Melissa George, empleada de una planta de Toyota en Kentucky, trabaja en una línea de ensamblaje del Toyota Camry en abril del 2017.
Melissa George, empleada de una planta de Toyota en Kentucky, trabaja en una línea de ensamblaje del Toyota Camry en abril del 2017. Ed Reinke Assocuated Press
Melissa George, empleada de una planta de Toyota en Kentucky, trabaja en una línea de ensamblaje del Toyota Camry en abril del 2017. Ed Reinke Assocuated Press

Fabricantes de vehículos extranjeros en EEUU rechazan amenaza de aranceles

27 de junio de 2018 01:19 PM