Finanzas

El Infiniti QX80 del 2018, sólido en cualquier situación

El Infiniti QX80 del 2018 es un soberbio ejemplo de elegancia, confort y capacidad tecnológica.
El Infiniti QX80 del 2018 es un soberbio ejemplo de elegancia, confort y capacidad tecnológica. Cortesía

El Infiniti QX80 del 2018 llega con un diseño exterior actualizado. Es elegante, moderno y mucho más apropiado para un miembro de la clase de lujo. Los mayores cambios visuales son las fajas delantera y trasera levemente retocadas y la rejilla, que ahora es más ancha en la parte inferior que en la superior.

El QX80 trae opciones que están dispuestas en paquetes, algunos de los cuales requieren otros paquetes opcionales como requisitos previos.

El paquete de tecnología y lujo agrega tapicería de cuero, equipamiento especial de madera, asientos delanteros ventilados y un sistema de sonido envolvente de audio bose con 15 bocinas. El wifi 4G a bordo que conecta hasta cinco dispositivos requiere un plan de datos mensual.

Para mantener a los ocupantes de sus asientos traseros cómodos y entretenidos, el paquete “Theatre”, incluye un sistema de entretenimiento trasero de doble pantalla, un tomacorriente de 120 voltios.

Trae un motor V8 de 5.6 litros con 400 caballos de fuerza y 413 libras por pie de torque, acoplado a una transmisión automática de siete velocidades. El QX80 se ofrece en tracción trasera y tracción en las cuatro ruedas, con el modelo de tracción total con el sistema “All-Mode AWD”.

Diseño de Interiores

El QX ofrece un montón de espacio para las personas y cosas para llevar. Los controles se ven y se sienten al tacto, pero la función sufre un poco del diseño de la vieja escuela.

Los suntuosos asientos combinan con una cabina silenciosa en una prevista experiencia de lujo. Los asientos delanteros son muy cómodos mientras los traseros, a pesar de ser un poco más firmes, están bien formados, mientras los de tercera fila tienen un respaldo ajustable.

El volante de potencia de inclinación y telescópico y los múltiples ajustes del asiento, permiten que la mayoría pueda encontrar un buen puesto de conducción. La calidad de audio del sistema Bose es aceptable y llena la cabina sin distorsión, pero no es nada especial.

La navegación no tiene la mejor resolución, pero muestra bien las direcciones a llegar. El reconocimiento de voz requiere frases muy específicas y tiende a malinterpretar los comandos. Las opciones de comando de voz tampoco son tan extensas como las que encontrará en la mayoría de sus rivales.

Detrás de los asientos traseros, el QX tiene 16.6 pies cúbicos de espacio de carga y cuando la segunda y tercera fila se pliegan, sube a 95,1 pies cúbicos.

Seguridad

Viene con control de estabilidad y de tracción, frenos antibloqueo, una cámara de estacionamiento de 360 grados, airbags laterales de larga duración, airbags laterales de cortina delanteros y reposacabezas activos.

El paquete “Driver Assistance”, incluye control adaptado de crucero, monitoreo de punto ciego, advertencia de salida de carril e intervención, advertencia de colisión directa con detección de peatones, notificación de vehículo robado y servicios secundarios para el conductor y notificaciones de velocidad máxima.

La QX80 es grande, pero rápida y coordinada en cualquier situación. El frenado es muy bueno para su tamaño, y es también un vehículo robusto para el remolque. Con su potente V8 se aleja de una parada con facilidad. Hay muy pocas situaciones en las que se siente con poca potencia.

La tracción permanente en las cuatro ruedas funciona a la perfección, y la transmisión automática de siete velocidades cambia exactamente cuando lo necesita en la carretera.

El sistema hidráulico de control de movimiento del cuerpo, restringe el balanceo de la carrocería tan bien que se le puede olvidar que uno está sentado tan alto. La dirección se siente lenta y es casi imposible girar muy fuertemente, lo que hace a uno trabajar extra en espacios reducidos.

La ejecución de ayuda al conductor no es tan espectacular. El control de crucero manual no frena en las colinas, el control de crucero adaptado es lento para acelerar y frenarse agresivamente, además de ser tardío. En un intento de ahorrar combustible, es un poco reacio a reducir la marcha a velocidades más bajas alrededor de la ciudad.

En general, el andar del QX80 se siente suave y sólido tanto las carreteras abiertas, caminos sinuosos o en la ciudad.

Hay muchas opciones en los SUV’s de lujo, como el Lexus LX 570, Mercedes-Benz Clase GL, el Cadillac Escalade, Audi Q7, Land Rover Range Rover y el Lincoln Navigator, pero en general, el Infiniti QX80, con su agresiva apariencia, se destaca como una opción sólida, fiable y de larga duración.

El precio comienza en $64,845 hasta $90,445, mientras que el consumo varía desde 14 millas por galón en la ciudad a 20 mpg en la carretera.

  Comentarios