Finanzas

Terremotos, huracanes y conflictos. ¿Dónde están las ciudades de mayor riesgo en el mundo?

Edificio incendiado después del terremoto que afectó a Ciudad de México en 1985. El efecto devastador que tuvo otro fuerte terremoto en 2017 fue menor por el reforzamiento del código de construcción.
Edificio incendiado después del terremoto que afectó a Ciudad de México en 1985. El efecto devastador que tuvo otro fuerte terremoto en 2017 fue menor por el reforzamiento del código de construcción. The Miami Herald

El 12 de enero del 2010 Haití vivió el terremoto más devastador de su historia, con una magnitud de 7.0. Como resultado murieron 316,000 personas y 1.5 millones quedaron sin hogar. Poco más de un mes después, el 27 de febrero, Chile experimentó un terremoto de magnitud 8.8, que los expertos consideran fue 31 veces más fuerte que el de Haití. Sin embargo, solo murieron 525 personas y 500,000 viviendas sufrieron daños graves.

Muchos factores contribuyeron a las diferencias en el efecto que estos fenómenos naturales generaron en ambos países, pero sobre todo la solidez de la infraestructura y la resistencia de las construcciones significaron un alivio para Chile.

Algo similar ocurre con dos terribles terremotos que afectaron a México, el de septiembre del 1985 y el del 2017. El último no tuvo consecuencias tan dramáticas porque después de 1985 se reforzaron los códigos de construcción de los edificios, que resistieron mucho mejor el terremoto del 2017 y, por lo tanto, hubo menos víctimas.

Estos son algunos de los ejemplos que ofrece Daniel Revilla, director regional para América Latina del gigante de las aseguradoras Lloyd’s of London. Esta compañía genera, en asociación con el Centro de Estudios de Riesgos de la Universidad de Cambridge, un informe conocido como Indice de Riesgo de Ciudades de Lloyd’s.

Este mide el impacto de 22 riesgos en el producto interno bruto (PIB) de 279 de las principales ciudades del mundo, las cuales generan el 41 por ciento de la producción económica mundial.

Revilla explica que el informe es una herramienta para las personas que toman decisiones en los gobiernos –alcaldes, gobernadores, legisladores– y para las empresas y comunidades para prepararse para enfrentar los riesgos que podrían afectar la economía de sus ciudades.

Este informe se compartirá en Miami con representantes de 60 compañías de Latinoamérica, que se reúnen en el evento Miami Meet the Market, el 13 de febrero a partir de las 3 p.m. en el edificio Alfred duPont, en 169 East Flagler Street.

La caída de la bolsa, el mayor riesgo

Como adelanto Revilla explicó que el primer riesgo tanto a nivel mundial como de Latinoamérica es un posible colapso del mercado. “Este es un riesgo latente que puede generar una caída en cualquier nación y que nosotros no podemos cubrir”, apunta.

A nivel mundial, le siguen en ese listado de riesgos, los conflictos y guerras, y en tercer lugar, los huracanes, que en Latinoamérica ocupan el sexto lugar.

Según el informe del Índice de Riesgo de Ciudad de Lloyd’s of London, $45,000 millones están en riesgo en América Latina cada año, más de un tercio relacionado con desastres naturales como terremotos y huracanes, y en Miami el riesgo es de $263 mil millones, en un caso de inundación extrema.

El informe, que se emitió por primera vez en el 2015, y por segunda vez el año pasado, cobra cada vez mayor importancia porque la riqueza mundial se conserva cada vez más en entornos urbanos.

Las ciudades con mayor riesgo a nivel mundial basándose en su PIB son Tokio (conflicto entre países); Nueva York (colapso del mercado); Manila y Taipéi (tormenta tropical); Estambul y Osaka (conflicto entre países); Los Angeles (inundación).

En Latinoamérica, después de la caída del mercado, el segundo riesgo lo imponen los terremotos, luego los conflictos civiles como el que enfrenta Venezuela. Le siguen el default o la suspensión de pago de un gobierno de la deuda pública o los intereses. Los siguentes son las pandemias, huracanes, inundaciones y volcanes. Por último, las revueltas sociales, como la que ha experimentado Nicaragua, y las guerras entre estados.

Las ciudades más expuestas en la región son Puerto Príncipe, Santo Domingo, Quito, Lima, Guadalajara, Maracay, Ciudad de Guatemala, Maracaibo, Puebla y Caracas.

Ciudades con más resiliencia

Un elemento clave del informe es la medición de lo que llama “resiliencia”, que es la capacidad de una ciudad de recuperarse o de protegerse después de enfrentar uno de estos acontecimientos.

El informe indica que de las 31 ciudades analizadas en Latinoamerica, Buenos Aires está catalogada con un alto nivel de resiliencia. Cinco se clasifican con niveles moderados, entre ellas las ciudades brasileñas más importantes. El puntaje más bajo en cuanto a resiliencia lo reciben Medellín y Ciudad de Guatemala.

Revilla explica que la resiliencia es uno de los aspectos más importantes del informe porque les indica dónde deben fortalecer las infraestructura. Por ejemplo, las ciudades propensas a terremotos deben tener códigos de construcción sólidos y bien implementados.

terremotochile.jpg
Edificio Alto Río derrumbado tras el terremoto de 8.8 grados del 27 de febrero de 2010 en Concepción, Chile. Expertos indican que fue 31 veces más fuerte que el terremoto de Haití, pero su efecto fue menos devastador, porque la infraestrucura del país astral resistió mejor. Ian Salas EFE

Aquellas que corren el riesgo de inundarse o derrumbarse deben contar con un drenaje adecuado.

En cuanto a la economía, se deben reducir los déficit presupuestarios, desarrollar estrategias para el crecimiento económico y combatir la desigualdad.

Revilla concluye que la inversión en infraestructura es clave, pero esta depende de cuánto estén dispuestos a dedicar a ella los gobiernos. Santiago de Chile, que está en una zona de intensa actividad telúrica, se ha convertido en un ejemplo de resiliencia, y por eso tiene un alto ranking en este punto.

Sarah Moreno cubre temas de negocios, entretenimiento y tendencias en el sur de la Florida. Se graduó de la Universidad de La Habana y de Florida International University.
  Comentarios