Finanzas

Airbnb crece vertiginosamente y está devorando a los hoteles

El crecimiento vertiginoso de la empresa Airbnb está devorando una parte cada vez mayor de los ingresos de los hoteles y propiciando un descenso en los precios de las habitaciones y en las tasas de ocupación, según una investigación de la Florida State University (FSU).

Tarik Dogru, profesor asistente en la Escuela de Hostelería Dedman de la FSU, dijo que es el primer estudio que confirma el impacto negativo en esos aspectos clave en la industria hotelera.

“El aumento de la competencia de Airbnb está afectando principalmente los precios y los ingresos de los hoteles, pero las tasas de ocupación también han bajado ligeramente”, expresó en su estudio publicado en la revista Tourism Management.


Su investigación examinó los efectos de Airbnb en diez de las principales ciudades de Estados Unidos entre 2008 y 2017.

En los últimos 10 años, Airbnb se ha convertido en el mercado en línea más grande del mundo para alojamientos y ahora califica como una innovación que ha cambiado la industria, dijo Dogru.

Los listados de la compañía han crecido más de un 100 por ciento al año. Airbnb ahora cuenta con seis millones de listados en 81,000 ciudades en todo el mundo y ese suministro de alojamiento ha afectado significativamente los precios de las habitaciones y los ingresos de los hoteles, según el académico.


Dogru descubrió que un aumento del 1 por ciento en la oferta de Airbnb redujo los ingresos hoteleros entre 0.02 por ciento y 0.04 por ciento, lo que estimó que solo en Nueva York habría supuesto una pérdida en un rango de entre $91 millones y $365 millones en el 2016.

La pérdida de ingresos provino principalmente de la economía y listados de hoteles de lujo. Este es un nuevo hallazgo para el segmento de lujo en comparación con investigaciones anteriores y Dogru lo atribuyó al impulso de Airbnb para ofrecer más experiencias en ese nicho del mercado.

La compañía lanzó recientemente “Beyond by Airbnb”, un servicio de planificación de viajes que ofrece casas de diseño de alta gama y otras propiedades de lujo, como castillos, casas en arboles, barcos y yurtas, estas últimas tiendas de campaña protegidas por una gruesa cubierta y las utilizan como viviendas los nómadas en las estepas de Asia Central.


Dogru también descubrió que Airbnb afectó negativamente a los hoteles de mediana escala, otro hallazgo nuevo.

Investigaciones anteriores concluyeron que los precios de las habitaciones eran tan similares entre los hoteles de mediana escala y la mayoría de los listados de Airbnb que los consumidores no estaban motivados a cambiarse a Airbnb.

Pero esa ya no es la situación. El estudio de Dogru encontró una creciente demanda de autenticidad en el alojamiento, y los viajeros consideraron que las propiedades de Airbnb eran más auténticas que las franquicias de los hoteles.

“Más personas quieren una experiencia auténtica, y Airbnb ofrece eso, la oportunidad de interactuar con la gente local y tener experiencias localizadas”, dijo el investigador.

Ausencia de regulaciones convencionales

El modelo de negocio de Airbnb ha florecido por muchas razones: a los clientes les gusta tener acceso a una enorme oferta de propiedades y habitaciones, a una amplia variedad de precios, a menudo más competitivos que los hoteles, y Airbnb cobra comisiones en cada reserva.

Además, Dogru dijo que la compañía no sigue las reglas convencionales.

“Airbnb no garantiza la seguridad de los huéspedes, no está sujeto a impuestos en algunas jurisdicciones y tiene flexibilidad para agregar nuevos suministros debido a la falta de regulación”, dijo.


Para el académico esas son algunas de las razones por las que Airbnb tiene una ventaja competitiva significativa frente a la industria hotelera.

Y destacó que agregar un nuevo hotel al mercado puede llevar varios años.

La falta de regulación en muchas ubicaciones de Airbnb se traduce en menos dinero para las ciudades y los gobiernos locales, y esa realidad plantea interrogantes para los legisladores y otros legisladores porque no pueden simplemente prohibir Airbnb, indicó.

“Las decisiones sobre cómo regular las plataformas de economía compartida no serán sencillas. La aplicación de leyes y regulaciones excesivas impulsadas por los intereses de las industrias predominantes tienen el potencial de sofocar la innovación que finalmente beneficia al consumidor. Claramente, los legisladores aún están lidiando con los matices de este fenómeno emergente”, explicó.

Dogru cree que las comunidades locales necesitan Airbnb porque crea beneficios económicos indirectos para restaurantes, centros de entretenimiento y otras actividades.

“Se necesita Airbnb, especialmente cuando hay un exceso de demanda de habitaciones, pero debe haber regulación sin matar la innovación. Airbnb aún está en su infancia, y cada día se agregan más anfitriones a su oferta en muchos mercados. Airbnb ha cambiado la industria, y está aquí para quedarse”, dijo.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios