Finanzas

Mitos sobre la calificación crediticia: lo que realmente te afecta y lo que no

TNS

La mayoría de los estadounidenses, al parecer, creen que las multas de tráfico sin pagar pueden afectar su calificación crediticia, según una reciente encuesta realizada por DriversEd.com, un servicio que ofrece clases de manejo defensivo en línea.

Solo hay un problema: esto no es cierto, según los expertos en crédito.

Del mismo modo, un informe sobre Credit.com les dice a los infractores de la biblioteca que, si no pagan sus multas por libros atrasados, su historial crediticio podría verse afectado negativamente. Tampoco es cierto.

Tu historial crediticio es clave para muchos aspectos de tu vida financiera, desde conseguir una buena tasa de interés para un préstamo automotriz o hipoteca hasta aprobar una revisión efectuada por un empleador o arrendador.

Es sorprendente, entonces, descubrir que existe una gran cantidad de información errónea sobre lo que realmente afecta a tu informe crediticio, que determina la calificación de 3 dígitos que resume tu solvencia.

Esta es una guía de lo que es verdad (y lo que no) sobre lo que está incluido en tu informe crediticio, según los expertos de las agencias de informes crediticio que elaboraron los informes.

Multas persistentes de la biblioteca

Mito

Las 3 agencias principales de informes crediticios de Estados Unidos, Equifax, Experian y TransUnion, actualizan periódicamente los métodos y las fuentes de información personal de los consumidores para elaborar sus informes crediticios.

Pero las multas de la biblioteca no están incluidas en los tipos de deuda que conforman tu informe crediticio, dice Rod Griffin, director de Educación y Concientización del Consumidor en Experian.

“Las multas de la biblioteca se informaban través de los registros de los municipios y de los tribunales municipales”, dice Griffin. “Ya no recopilamos esa información”.

El artículo de Credit.com señala que es posible que la multa pase a cobranzas y que esa información termine en tu informe de crédito. Griffin refuta eso.

“Una biblioteca puede trabajar con una agencia de cobranzas, pero los municipios tienen relaciones con agencias de cobranzas que, por contrato, les prohíben informarlas”, dice. “Que yo sepa, no hay excepciones. Hemos eliminado toda esa información”.

Facturas impagadas, pagos atrasados

Cierto

Otras facturas impagadas, incluso las que no pasan a cobranzas, pueden afectar tu crédito.

“Un solo pago atrasado puede afectar tu calificación y figurará durante 7 años desde la fecha del pago atrasado”, dice Griffin.

La solución: realiza un seguimiento de las cuentas viejas para asegurarte de que realmente estén cerradas y no terminen en cobranzas por una pequeña deuda que haya quedado en ellas. Y paga todas tus cuentas a tiempo.

Con una cuenta de crédito variable, como una tarjeta de crédito o una línea de crédito hipotecario, paga al menos el mínimo requerido al final del período de gracia de la factura. La puntualidad en los pagos representa el 35 por ciento de tu calificación crediticia, indica FICO, la empresa que genera las calificaciones crediticias utilizadas para la mayoría de las decisiones de crédito del consumidor.

Multas de tráfico o de estacionamiento impagadas

Mito

Eric Ellman, vicepresidente sénior de Asuntos Legales y Política Pública de la Asociación de la Industria de Datos del Consumidor, que representa a las agencias de informes crediticios, dice que una vez fue entrevistado por un reportero de televisión que recibió una multa por exceso de velocidad con la advertencia de que los conductores que no las pagaran serían reportados a una agencia de informes crediticios.

Resulta que la amenaza resultó no tener fundamentos. “No es verdad”, dice Ellman. “No figuran en el informe crediticio”.

Griffin explica que las multas de tráfico, al igual que las multas de la biblioteca, provienen de los registros municipales. Ya no son recopilados por ninguna de las agencias de informes crediticios.

Deuda de tarjeta de crédito de alguien que pronto será tu ex

Verdadero

Tal vez creas que estás liberado si el juez que preside tu divorcio dice que tu futuro ex cónyuge debe pagar toda la deuda de tu tarjeta de crédito conjunta. La compañía de la tarjeta piensa de otro modo.

Mientras sigan casados, “ambos son responsables de forma conjunta del 100 por ciento de la deuda de la tarjeta”, dice Ellman. Incluso si un cónyuge es responsable de pagar la deuda, el otro podría comenzar a recibir llamadas y cartas de cobranzas si la deuda no se paga, agrega.

Ellman dice que quienes atraviesen por un divorcio deberán trabajar con los prestamistas. “Si, por ejemplo, el esposo es responsable de la deuda, la pareja tendrá que trabajar con el prestamista para que el nombre de la esposa ya no figure en la tarjeta”, dice.

Embargos o fallos en tu contra

En su mayoría, mito

Estas infracciones rara vez llegan a los informes crediticios, dice Ellman.

“En general, los embargos y otros fallos no figuran en los informes de crédito con frecuencia”, dice él. En parte, eso se debe a que, para que esos registros públicos aparezcan en tu informe crediticio, parte de la información personal de esas fuentes debe coincidir con los archivos que la agencia de informes crediticios tenga sobre ti.

“Hemos descubierto que los registros públicos casi nunca tienen ni el número de Seguridad Social o la fecha de nacimiento”, dice Ellman. “Entonces, como regla general, la mayoría de los embargos o fallos no aparecen en los informes crediticios”.

En cuanto a los embargos de impuestos pagados e impagados, estos ya no aparecen en los informes crediticios.

“Ya ni los embargos fiscales pagados ni los impagados forman parte del informe crediticio”, dice Griffin. “Se eliminaron de todos los informes crediticios hace casi un año”.

Sin embargo, Griffin confirma que la información negativa en general permanece en tus informes crediticios durante 7 años desde la primera morosidad.

“Si te atrasas en una cuenta y nunca vuelves a estar al corriente, los consiguientes pagos atrasados se eliminarán 7 años después de la fecha del primer pago atrasado”, dice. “Esa fecha se llama fecha de morosidad original”.

Revisar tu informe crediticio con frecuencia

Mito

Ellman dice que un concepto erróneo común es que, cada vez que los consumidores revisan sus informes crediticios, sus calificaciones crediticias bajan.

“Si tuviera un centavo por cada vez que escuché eso, podría jubilarme hoy”, dice. “Es una leyenda urbana”.

Tú tienes el derecho a revisar tus informes crediticios cuantas veces quieras. Consumer Reports sostiene que deberías hacerlo varias veces al año, aunque sea solo para asegurarte de que la información sea precisa.

Y no necesitas pagar un servicio de control crediticio que lo haga por ti. En cambio, como tienes derecho a 3 consultas gratuitas por año, una por cada agencia de informes crediticios, ingresa a annualcreditreport.com y realiza tus consultas de forma espaciada. Cada 4 meses, solicita uno de los informes, por ejemplo, en Equifax en abril, en Experian en agosto y en TransUnion en diciembre.

Además, es una buena idea verificar los 3 informes crediticios de forma simultánea antes de comprar un préstamo importante como una hipoteca. Hazlo incluso si has utilizado los informes gratuitos y debas pagar algo para obtener informes nuevos.

De esa manera, puedes corregir errores antes de solicitar el préstamo. Un informe del 2013 de la Comisión Federal de Comercio ha descubierto que alrededor del 5 por ciento de los informes crediticios tenían errores que podrían resultar en términos de préstamos menos favorables.

Si encuentras errores en cualquiera de los informes, deberás solicitar correcciones a cada una de las agencias de informes crediticios que muestren el error.

Consultas de posibles empleadores o aseguradoras

Mito

Cada vez más, entidades que no tienen intención de prestarte dinero acceden a los informes crediticios de los consumidores. Los empleadores, las aseguradoras y los propietarios pueden verificar tu crédito, pero estas consultas prácticamente no afectan tu informe crediticio.

“Si tu posible empleador quiere ver tu informe crediticio, tienes que firmar un consentimiento”, dice Ellman. “La ley también exige que la consulta aparezca en tu informe crediticio. De manera similar, si una aseguradora está revisando tu informe crediticio como parte del proceso de solicitud, casi siempre tendrás que dar tu consentimiento para permitir que la compañía extraiga tu historial crediticio.

“Pero las consultas de un empleador o una aseguradora no afectarán tu calificación crediticia”, dice.

Solicitar una gran cantidad de tarjetas de crédito

Cierto

Abrir muchas tarjetas de crédito en un corto período puede causar un impacto negativo. “Eso podría tener un efecto negativo en tu puntaje porque sugiere que tienes problemas crediticios”, dice Ellman.

Congelar tus informes crediticios es una forma de frenar el impulso de asumir más deudas y, luego de una violación de datos, de evitar que los estafadores abran líneas de crédito con tu información personal robada. Congelar tu informe crediticio es gratis.

Dirígete a las 3 agencias de informes crediticios y haz clic en el vínculo que mencione un congelamiento de crédito o de seguridad. Consumer Reports recomienda realizar un congelamiento de este estilo en lugar de un bloqueo de crédito. Esto se debe a que la promesa del congelamiento de proteger tus cuentas de crédito está garantizada por ley, señala Christina Tetreault, abogada del equipo de Servicios Financieros en Consumer Reports. Por el contrario, un bloqueo de crédito no constituye más que un acuerdo entre ti y el organismo de información crediticia.

“Contar con un acuerdo contractual no tiene la misma solidez que las protecciones legales”, dice Tetreault.

  Comentarios