Finanzas

Dejando tu legado como empresaria

Debbie Ford se dirige a la audiencia, durante una conferencia educativa para mujeres de negocios celebrada en el Signature Grand en Davie, el 12 de abril del 2007.
Debbie Ford se dirige a la audiencia, durante una conferencia educativa para mujeres de negocios celebrada en el Signature Grand en Davie, el 12 de abril del 2007. Miami Herald Staff

Para la mayoría de los propietarios de negocios, el legado es pasar el negocio a la próxima generación, frecuentemente a través de la planificación de la sucesión de su negocio, y garantizar que la operación siga siendo productiva después de su jubilación. Pero seamos sinceros, el modelo familiar tradicional, madre, padre y cuatro hijos; dos niños y dos niñas en una casa blanca con jardín ya no es lo normal. Vivimos más, no nos gustan los grandes compromisos y, debido a todos los recursos disponibles, tenemos el lujo de soñar sin límites. Es por eso que nosotras, como mujeres, debemos ajustar el significado de cómo dejar un legado cuando puede no haber una familia, un negocio sólido o un crecimiento estable en la industria. El desafío es definir el legado no por lo que es sino por lo que no es.

El legado no es dejar a tu familia con una gran factura cuando llegas más allá de tus años creativos

La mayoría de los dueños de negocios no tienen un plan de jubilación (35 por ciento según un estudio) y, sin embargo, pueden reportar grandes ganancias en sus vidas. ¿Cómo es posible? Como seres humanos, no estamos codificados para pensar instintivamente a largo plazo. Pero, por favor, escúcheme fuerte y claro, he visto que muchos dueños de negocios exitosos que lamentan esto cuando llegan a edad más avanzada. Hazte un favor y asegúrate de ahorrar e invertir para tu jubilación. Además, contrata a un buen planificador financiero para que te ayude.

El legado no es dejar que tu negocio sea heredado sin instrucciones

Debe establecerse en una estructura legal de acuerdo con el crecimiento previsto, la industria y los servicios / productos ofrecidos. Además, un plan de sucesión completo siempre debe tener un sucesor en mente. Debes entrenar a esta persona para que tome tu lugar en cualquier momento de tu vida. La comunicación, la transparencia y el cuidado de asegurar que tus deseos se alineen con los documentos legales claves garantizarán un proceso de transición sin problemas.

El legado no es dejar a tu negocio en apuros o sujeto a la volatilidad de la industria

Todos los dueños de negocios responsables deben tener pólizas de seguro tales como el seguro de vida. Este seguro debe cubrir muerte súbita, discapacidad, protección de activos e incluir un seguro complementario según sea necesario. En pocas palabras, las pólizas deben garantizar que no se pondrá en riesgo tu negocio en caso de una catástrofe imprevisible. Y, por último, siempre debes tener un plan para retribuir a la comunidad en el área en la que se refleja su pasión.

Tu legado como mujer es inspirar a las futuras propietarias de negocios sirviendo como mentora. En este rol, puedes compartir tu experiencia para que otras puedan alcanzar sus objetivos más rápidamente. No hay mejor legado que ver tus consejos, recomendaciones y sugerencias, plantados en la vida de otra persona. Gracias a ti, otros disfrutan de una mayor prosperidad, una mejor calidad de vida y hacen del dinero una fuerza positiva en el mundo. Este último es mi legado.

Elaine King es planificadora internacional patrimonial, experta en gobierno financiero familiar y fundadora.

www.familyandmoneymatters.com

Twitter: @elainekingfp

  Comentarios