Finanzas

Consejo financiero: El impacto de un trabajo adicional en el Seguro Social

Puede que trabajar después de la edad para jubilarse incremente el beneficio del Seguro Social, aunque ese incremento puede no ser muy significativo, dependiendo de sus ingresos anteriores y sus antecedentes laborales.
Puede que trabajar después de la edad para jubilarse incremente el beneficio del Seguro Social, aunque ese incremento puede no ser muy significativo, dependiendo de sus ingresos anteriores y sus antecedentes laborales. Getty Images

¿Obtener un ingreso adicional después de la edad para jubilarse incrementa el beneficio del Seguro Social? Al igual que sucede con muchas de estas preguntas que tienen que ver con cálculos, la respuesta es lisa y llanamente un “tal vez”.

Puede que trabajar después de la edad para jubilarse incremente el beneficio del Seguro Social, aunque ese incremento puede no ser muy significativo, dependiendo de sus ingresos anteriores y sus antecedentes laborales.

Analicemos cómo la Administración del Seguro Social calcula su beneficio. La Administración del Seguro Social indexa cada año en que percibió ingresos desde sus 20 años hasta el año anterior a cumplir 60. Por ejemplo, si cumple 62 años en 2015, la Administración calcula lo que se denomina “ingreso mensual indexado promedio”, en función de los ingresos que obtuvo entre 1973 y 2013. Para 1973, la cifra para calcular la indexación (multiplicador) es 5.9217. Es decir, si usted tuvo un ingreso de $10,000 ese año, el ingreso indexado es de $59,217.

Sin embargo, la Administración del Seguro Social no ajusta sus ingresos una vez cumplidos los 60 años. En los años posteriores en los que obtenga ingresos de un empleo adherido al Seguro Social, la Administración del Seguro Social incluye esos ingresos en la lista de ingresos que obtuvo a lo largo de toda su vida, a valor nominal. Suma los 35 años de ingreso más alto y divide el total por 420, la cantidad de meses comprendida en 35 años. El resultado es su “ingreso mensual indexado promedio”.

Tras incluir su ingreso mensual indexado promedio en una fórmula que calcula su beneficio jubilatorio total, se obtiene como resultado el beneficio primario del seguro (primary insurance amount), la base del cálculo de todos los beneficios.

Ahora volvamos a la pregunta de si trabajar después de la edad para jubilarse incrementa o no el beneficio al percibir ingresos adicionales.

Si ese año adicional de trabajo reemplaza a un año de ingresos más bajos en su lista original, entonces, su beneficio puede incrementar.

Por ejemplo, John trabajó durante toda su adultez desde que tenía 20 años. Su ingreso indexado más bajo obtenido en años anteriores fue de $59,217. Después de cumplir 62 en 2015, sigue trabajando y lo ascienden al cargo de gerente, con un ingreso de $90,000 al año.

Entonces, a fines de 2015, la Administración del Seguro Social incluye el ingreso de 2015 en el cálculo del ingreso mensual indexado promedio. El nuevo ingreso obtenido en 2015 reemplaza a los ingresos más bajos. Por lo tanto, su ingreso mensual indexado promedio aumenta de $5,000 a $5,073 y su beneficio primario del seguro, de $2,075 a $2,086.6.

No es mucho, pero si en uno o más de los años incluidos en su lista obtuvo ingresos significativamente bajos o nulos, trabajar después de la edad para jubilarse puede beneficiarlo más.

Por ejemplo, Sam, también de 62 años, no trabajó fuera de su casa durante los primeros 18 años después de cumplir 20, período en el que se dedicó a intentar tener éxito con la música y criar a sus hijos. Abandonó su sueño de ser músico a los 38 años y consiguió un empleo como representante de atención al cliente, con un ingreso de $24,000 al año. Si Sam sigue trabajando y gana $24,000 en 2015, esa cifra reemplaza a la de un año de ingreso nulo incluido en su lista.

Su ingreso mensual indexado promedio se calculará nuevamente de $1,314 a $1,371, y su beneficio aumenta $18.30 por mes, de $899.40 a $917.70, casi el doble del aumento de John, aunque John gana casi cuatro veces más.

Siga a AdviceIQ en Twitter: @adviceiq.

Jim Blankenshipes, planificador financiero certificado y agente inscripto, y planificador financiero independiente en Blankenship Financial Planning, en New Berlin, Ill. Es autor de An IRA Owner’s Manual y de A Social Security Owner’s Manual. En su blog Getting Your Financial Ducks In A Row escribe regularmente acerca de impuestos, ahorros para la jubilación y el Seguro Social.

AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.

  Comentarios