Finanzas

Fitch desconfía de la eléctrica estatal de Puerto Rico

La agencia de calificación Fitch mantiene su desconfianza en la capacidad de la compañía eléctrica estatal de Puerto Rico de atender sus obligaciones con los bonistas y ve cercana la reestructuración de los $8,600 millones de deuda que acumula.

Por ello, y según su última revisión periódica, mantiene su perspectiva negativa para la calificación de la Agencia de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE, o PREPA en inglés), que ya está en nivel de “basura” o “chatarra”, con una nota de CC, reservada para los bonos “altamente vulnerables y muy especulativos”.

“Fitch sigue viendo probable la reestructuración de las obligaciones de deuda de la AEE pese a los acuerdos de contención (firmados el pasado 14 de agosto) con algunos de sus acreedores, incluidos bonistas” que daban un pequeño margen temporal a la compañía, asegura la firma estadounidense en su informe.

Esos acuerdos obligaron a la compañía, con 1.49 millones de clientes, a aceptar que un equipo externo tomara las riendas de la empresa para reestructurarla, y a comprometerse a hacer frente a sus obligaciones el 2 de marzo del 2015.

“Sin embargo, Fitch sigue preocupada por temor a que los ingresos netos de efectivo de la AEE y los fondos disponibles sean insuficientes para cubrir las necesidad de capital a más largo plazo, las obligaciones de la deuda y otras necesidades de financiación”, afirma.

En ese sentido recuerda que en el trimestre de julio a septiembre la compañía, que monopoliza el mercado en Puerto Rico, perdió $44 millones, con una caída del 1.5% en las ventas de energía y del 0.7% de sus clientes.

Además, la AEE, que es una de las mayores eléctricas de capital público de EEUU, acumula un 26% de clientes con cobros atrasados, que deben un total de $1,700 millones. El 40% de esa deuda está en manos de particulares y el resto de empresas y entidades públicas.

Igualmente, opera con un combustible caro (15 centavos por kilovatio hora), al tiempo que no tiene intención alguna de elevar tarifas, dado que ya son muy elevadas y ahogan el crecimiento económico de una isla que lleva ocho años en recesión.

Fitch advierte que cualquier reestructuración de la deuda que implique el impago de parte de sus obligaciones originales con los bonistas supondrá la degradación de un escalón en cuanto se anuncie y otro más en cuanto se ejecute.

Se espera que el próximo lunes la AEE informe a sus acreedores y bonistas de su plan de negocio a cinco años para tratar de superar sus problemas financieros.

De optar finalmente por la reestructuración de deuda -una opción que requería una ley de quiebra para entidades públicas en la isla que fue aprobada expresamente hace unos meses-, ésta sería la mayor en el mercado de bonos municipales en la historia de EE.UU. y sus territorios. EFEUSA

mgl

|K:ECO:ECONOMIA,MERCADOS-FINANZAS,DEUDA-INTERES ECO:ECONOMIA,SECTORES-EMPRESAS,ENERGIA-MINERIA|

|Q:ECO:es:04008003:Economía, negocios y finanzas:Macroeconomía:Mercados de deuda ECO:es:04005006:Economía, negocios y finanzas:Energía y recursos:Electricidad|

12/12/15-41/14

  Comentarios