Finanzas

HBIF, más negocios para generar empleo y desarrollo

De izquierda a derecha, José Alvarez, consultor negocios de Hispanic Business Initiative Fund (HBIF); Augusto Sanabria, presidente y CEO de HBIF, y Myrna Sonora, vicepresidente de HBIF en el Sur de la Florida, durante la reunión de la junta directiva de esta entidad, la semana pasada.
De izquierda a derecha, José Alvarez, consultor negocios de Hispanic Business Initiative Fund (HBIF); Augusto Sanabria, presidente y CEO de HBIF, y Myrna Sonora, vicepresidente de HBIF en el Sur de la Florida, durante la reunión de la junta directiva de esta entidad, la semana pasada. EL NUEVO HERALD

En fórmulas tan sencillas como una receta casera de manzanas horneadas o algunas más sofisticadas, que implican la tecnología de las comunicaciones digitales, puede estar la semilla de una gran empresa.

Es el caso de Natural Sins, un producto que entró en los supermercados Milam’s, Winn Dixie y Publix y que consiste en paquetes de frutas naturales y sin preservativos en forma de crocantes “chips’’.

La compañía fue fundada por dos amigos de la infancia y compañeros de la Universidad Andrés Bello en Venezuela: Andrés Domínguez, de 32 años, comunicador, e Ivan Sosa, contador.

El producto fue creado a partir de una exitosa receta de la madre de Sosa, quien vive en Costa Rica. “Ella creó la técnica y nosotros la industrializamos. El único preservante es la caña de azúcar’’, describió Domínguez, quien reside en West Palm Beach.

Natural Sins se produce en una planta en Costa Rica, que cuenta con 10 empleados. No obstante, para entrar en Estados Unidos, los empresarios necesitaron aprender del comportamiento del mercado en este país.

“Logramos asesoría del Fondo de Iniciativa para Negocios Hispanos de la Florida (HBIF, siglas en inglés), que nos otorgó una subvención para pagar un estudio de mercadeo de Dualis Consulting Corp. y así poder entender el funcionamiento del mercado norteamericano y las estrategias de suministro. Queremos crecer en la Florida’’, destacó Domínguez, quien con su socio hicieron una inversión original de $250,000.

En el caso de Jesse Aguirre, de 45 años, fundador en Miami de Rocket Mass Networks Corp, el empresario, a pesar de tener la experiencia de haber trabajado en una compañía de comunicaciones digitales, no contaba con un plan de negocios.

“Los empresarios a veces somos ‘toderos’ y un plan de negocios es el que define adónde se quiere llevar la empresa’’, dijo Aguirre de esa necesidad que fue determinada gracias a la asesoría de consejeros del HBIF.

Nacido en Quito, Ecuador, Aguirre, quien estudió administración de empresas y publicidad en Southern Connecticut State University, creó hace cuatro años Rocket Mass Networks Corp, con sede en Naples. En la actualidad cuenta con cuatro empleados, un diseñador, programador, un director de contenido y de las ventas se encarga él.

“Nuestros clientes son las agencias de publicidad que nos piden ubicar sus campañas para llegar a un perfil específico de consumidor hispano’’, dice Aguirre, que cuenta con clientes como Procter & Gamble, JC Penney, Toyota, Charmin y Publix.

Gracias a su crecimiento y su impacto económico, Natural Sins, Rocket Mass Networks Corp. junto con Calamarie, una compañía de joyería, que usa materiales reciclados, de la colombiana Catalina Lemaitre, fueron elegidos recientemente como negocios más destacados del HBIF.

“Sus historias sirven de inspiración y demuestran nuestro impacto en la economía y en la comunidad”, destacó Myrna Sonora, vicepresidente regional de HBIF.

Muchas de esas historias de éxito empiezan en una reunión de la junta directiva del HBIF, en la sede de esta entidad en el edificio del Free Zone Miami. Allí, una junta directiva, integrada por 12 miembros, representantes de bancos, entidades de la ciudad y el estado y abogados, entre otros profesionales, estudian las propuestas de empresas, sus necesidades y también sus probabilidades de convertirse en éxito.

Creado en 1991, el Fondo de Iniciativa para Negocios Hispanos de la Florida (HBIF) es una de las principales organizaciones hispanas de desarrollo económico, sin fines de lucro, que se especializada en brindar ayuda técnica bilingüe, de manera gratuita, a empresarios hispanos con miras a establecer o expandir sus negocios en el estado de la Florida.

“Ofrecemos seminarios y talleres de entrenamiento a más de 1,000 empresas al año, consultoría individual a cerca de 600 y subsidios a 100 al año”, calculó el argentino Augusto Sanabria, presidente y CEO de HBIF, durante una reunión de la junta directiva la semana pasada.

Con un personal de planta de 15 personas y un presupuesto de cerca de $2 millones, el HBIF cuenta con sedes en tres regiones de la Florida, Central, Sur y en la Costa Oeste.

“Las empresas que ayudamos significan la generación de empleo y desarrollo económico para la región’’, indicó.

Aparte de fondos estatales y de ciudades de la Florida, el HBIF cuenta con patrocinadores como Bank of America, Chase, United Data Technologies, Wells Fargo AT&T y Walt Disney World Resort, entre otros.

Los talleres y seminarios en español se especializan en temas que van desde la estructura legal y de impuestos de un negocio, licencias y permisos, regulaciones del estado, opciones de financiación, servicios de desarrollo de negocios, hasta cómo crear un logo.

“Se analizan las empresas que tengan potencial. Hay gente que tiene una buena idea, que es la semilla, pero no tienen la experiencia para transformarla en una empresa de éxito. Otros, tienen la experiencia de negocios en otros países, pero no saben cómo aplicarla en Estados Unidos. Unos buscan financiación, otros cuentan con capital...”, enumeró Sonora de las múltiples solicitudes que reciben.

“Nuestra labor es encaminar a los empresarios en lo que tienen que mejorar y en lo que requieren para determinar la legitimidad de su negocio en el país’’, concluyó Sonora.

Más información en www.HBIFFlorida.org

  Comentarios