Finanzas

Medidas a tomar al comprar un negocio

Con el inicio de año muchas personas deciden comenzar negocios; pero abrir un negocio es algo complicado, engorroso y fastidioso, por ello muchos son los que piensan en comprar un negocio ya establecido, y eso está muy bien, solamente es cuestión de tener tino y estar bien asesorado, para no fracasar desde el mismo inicio de las operaciones.

Personalmente no tengo oídas de manual alguno que evite hacer malos negocios, pero sí conozco de algunas reglas que pueden ayudar a prevenir momentos desagradables.

Regla #1) Los depósitos concernientes a la compra de un negocio jamás y nunca (valga la redundancia), deben ser depositados con el vendedor del negocio ni con uno de sus representantes. Quien compre un negocio lo primero que tiene que tener es un abogado, especializado en esos avatares, que le represente, aconseje y dirija en el aspecto legal para la compara del negocio.

Regla #2) El comprador de cualquier negocio en Norteamérica debe tener consciencia de que ante todo debe conocer las leyes de impuestos que rigen en este país y obedecerlas. "En Norteamérica hay solo dos cosas seguras: El pago de impuestos y la muerte", y créanme que así es. De ahí se deriva la importancia de contar con los servicios de un contador, que pueda asesorarle en cuanto al cumplimiento de las leyes tributarias.

Cuando me refiero a leyes tributarias no me refiero al pago del impuesto sobre la ganancia y otros detalles que vendrán en el camino mientras avance el negocio. Quien efectúa la compra de un negocio de cualquier índole, en funciones, debe informarse detalladamente sobre si el vendedor a cumplido cabalmente con el pago de los impuestos perteneciente a dicha entidad.

Debe prestársele especial atención a los impuestos que hubo de retener el vendedor de la nómina de pago a los empleados, para enviarlos posteriormente al IRS (Form 941 & Form 940); así como también chequear cuidadosamente el cumplimiento con el envío de los impuestos a la venta al Department of Revenue, del Estado en que se encuentre el negocio, si es que el negocio que se desea comprar incluye este tipo de actividad.

Regla #3) Control de inventario de equipos, muebles, maquinaria y demás. Sobre este control hay que tener un cuidado extremo pues el timo más común es aquel con el cual se pretende vender un inventario de útiles, maquinarias, etc., totalmente depreciado, al precio de mercado actual. En otras palabras, el precio de estos artículos debe reflejar verdaderamente su valor en el mercado libre.

Regla #4) Revisar cuidadosamente el contrato de arrendamiento que tiene el lugar, y asegurarse que las clausulas reflejadas en dicho documento son razonables y pueden ser negociadas por el nuevo propietario del negocio.

Regla #5) Si la compra comprende o incluye una propiedad inmobiliaria, mi recomendación es que busque un agente de bienes raíces para que le ayude con este particular. Les aseguro que abogados y contadores quienes les presten asesoramiento, serán muy capaces en sus campos, pero no en lo referente a mercado inmobiliario y viceversa. "Zapatero a su zapato."

Regla #6) Aquí nadie se las sabe todas, y menos si usted pretende trasplantar conocimientos adquiridos en otras tierras. Sea receptivo, escuche a sus asesores. Dios nos dio dos orejas y una sola boca, por algo habrá sido, ¿no cree?

José A. “Tony” Ruano es autor del libro “Bienes raíces: Manual

práctico de compra, venta y administración.”

tony@ruanobrokers.com

  Comentarios