Finanzas

Realidad virtual revoluciona la promoción turística

Con Newlink Immerse, que se lanzó junto con el Ministerio de Turismo de República Dominicana, se llevó “virtualmente” a cientos de turistas potenciales en los aeropuertos internacionales de Bogotá, Sao Paulo y Buenos Aires a un recorrido por el país caribeño.
Con Newlink Immerse, que se lanzó junto con el Ministerio de Turismo de República Dominicana, se llevó “virtualmente” a cientos de turistas potenciales en los aeropuertos internacionales de Bogotá, Sao Paulo y Buenos Aires a un recorrido por el país caribeño. Cortesía de Newlink

Hasta hace unos años, la forma de promoción de los destinos turísticos, hoteles, restaurantes y salones para reuniones y convenciones, consistía básicamente en imprimir folletos con información y buenas fotos, asistir a las ferias de turismo para entregarlos a los operadores de la industria, y cruzar los dedos para que llegaran a los potenciales turistas.

Era un largo camino de promoción, atado al azar y con resultados difíciles de medir.

En los últimos años, de una manera aún más evidente que en otros sectores, la tecnología ha revolucionado a la industria del turismo y sus estrategias de promoción.

Si bien la idea de acercar un destino a los potenciales viajeros no es nuevo, la tecnología nos permite ahora hacer que la gente experimente un destino como si realmente estuviera allí — mucho antes de tan siquiera poner un pie en el avión.

La realidad virtual, que permite, a través de gafas especiales, visualizar un video grabado en 360 grados y ya no sólo ver imágenes, sino estar inmerso en ellas y “sentir” un destino de una manera única, está revolucionando la promoción turística.

En América Latina, Newlink Turismo, que trabaja desde hace años con todos los sectores de la industria en países como la República Dominicana, Guatemala y Chile, es pionero en la aplicación de esta nueva tecnología.

Con Newlink Immerse, que se lanzó el año pasado junto con el Ministerio de Turismo de la República Dominicana, se llevó “virtualmente” a cientos de turistas potenciales en los aeropuertos internacionales de Bogotá, Sao Paulo y Buenos Aires a un recorrido lleno de emoción por la República Dominicana.

Con gafas de realidad virtual, desde un stand estratégicamente ubicado, se “transportó” a la gente, durante dos minutos, a playas de arenas blancas, a un paseo de snorkeling en aguas transparentes y a un recorrido en teleférico.

Newlink Immerse combinó, además, lo último de la tecnología de realidad virtual con un centro de información, en el que los potenciales turistas podían transformar el entusiasmo de sentirse transportados a un destino espectacular en una decisión de compra.

La promoción turística siempre ha sido un campo interesante. Pero hoy los avances de la tecnología la están transformando en un sector vibrante, lleno de posibilidades de entretener a los turistas mucho antes de que pisen su destino.

Quién sabe qué nos depara la próxima década. ¿Imágenes holográficas de aguas cristalinas? ¿Jets hipersónicos? ¿Turismo espacial?

Seguramente no habrá límite a la creatividad y a las experiencias que puedan inventarse. El futuro ya llegó a la industria del turismo. Y la realidad virtual es prueba fehaciente de ello.

Teresa Villarreal es vicepresidente senior de la consultora colaborativa Newlink con sede en Miami

  Comentarios