Dependiendo de los objetivos y la tolerancia al riesgo de cada persona, un portafolio tradicional podría consistir de un 60 por ciento de acciones y un 40 por ciento de bonos.
Dependiendo de los objetivos y la tolerancia al riesgo de cada persona, un portafolio tradicional podría consistir de un 60 por ciento de acciones y un 40 por ciento de bonos. John Lok
Dependiendo de los objetivos y la tolerancia al riesgo de cada persona, un portafolio tradicional podría consistir de un 60 por ciento de acciones y un 40 por ciento de bonos. John Lok