Finanzas

Cinco aspectos curiosos de los seguros de salud para mascotas

Personal médico prepara a inicios de marzo a Buddy, un Wheaten Terrier de 11 años, para someterlo a radiación en el NC State Veterinary Hospital, en Carolina del Norte.
Personal médico prepara a inicios de marzo a Buddy, un Wheaten Terrier de 11 años, para someterlo a radiación en el NC State Veterinary Hospital, en Carolina del Norte. TNS

El seguro para mascotas puede ayudar a contrarrestar los costos de un veterinario por diagnosticar, tratar y manejar la enfermedad o lesión de un animal doméstico. Una enfermedad o lesión inesperada puede ocurrir en cualquier momento. Los dueños de mascotas probablemente incurrirán en una factura de al menos unos $2,000 a $4,000 por cuidados de emergencia en algún momento durante la vida de sus mascotas, nos comenta Louise Murray, veterinaria y vicepresidente del ASPCA Bergh Memorial Animal Hospital en la ciudad de New York.

Cuando investigamos esta cobertura, nos dimos cuenta de que la decisión de adquirir o no un seguro, puede llegar a ser una decisión difícil. Es posible que muchas de las pólizas no valgan la pena por el costo en que se incurre durante muchos años para una mascota generalmente saludable. Pero si tienes la mala suerte de tener una mascota con una costosa condición crónica o enfermedad, o un animalito joven que requiere de mayores cuidados, encontramos que sí podría ser provechoso el costo de tu seguro en el caso de que tu mascota desarrolle una condición mientras está cubierta.

Si estás considerando una póliza, solicita estimados gratis, términos y condiciones y un ejemplo de la póliza en los sitios web de las aseguradoras. Considera una cobertura que te brinde un plan de pagos simple, basado ​​en porcentajes y que no dependa de criterios de lo que pareciera ser "razonable" para que te evites dolores de cabeza en el futuro. Averigua cómo tus primas podrían aumentar a medida que tu mascota envejece.

A continuación algunos detalles sorprendentes sobre el seguro para mascotas que tal vez te convendría considerar:

Si estás considerando una póliza, solicita estimados gratis, términos y condiciones y un ejemplo de la póliza en los sitios web de las aseguradoras. Considera una cobertura que te brinde un plan de pagos simple, basado ​​en porcentajes y que no dependa de criterios de lo que pareciera ser "razonable" para que te evites dolores de cabeza en el futuro. Averigua cómo tus primas podrían aumentar a medida que tu mascota envejece.

1. Tal vez tu empleador te ofrezca un seguro para mascotas como un beneficio: En la actualidad el seguro para mascotas es uno de los beneficios con mayor crecimiento que las empresas ofrecen voluntariamente a sus empleados, de hecho una de cada tres empresas de Fortune 500 ahora ofrecen seguro para mascotas. Más de 3,800 empresas y organizaciones han añadido Veterinary Pet Insurance (VPI, una compañía de Nationwide Insurance) a su cartera de beneficios, incluyendo Mexican Grill, Deloitte LLP, Delta Airlines, Hewlett-Packard, Microsoft, T-Mobile, UPS y Xerox, según VPI.

Algunas compañías están subsidiando un porcentaje del costo de sus empleados, e inclusive ahora hay varias empresas que pagan hasta el 100% de las primas de seguros para las mascotas de sus empleados (todavía tendrías que asumir los gastos adicionales, como los copagos).

2. No es solamente para perros y gatos: Al menos una compañía ofrece pólizas para aves, así como para mascotas "exóticas" que incluyen anfibios, camaleones, chinchillas, hurones, geckos, jerbos (gerbils), cabras, conejillos de indias, hámsteres, erizos, iguanas, lagartijas, ratones, tlacuaches (zarigüeyas), cerdos barrigones, ratas, conejos, serpientes, así como tortugas de tierra y de agua.

Sin embargo, debido a que muy pocas empresas ofrecen cobertura para nuestros amigos emplumados y otras mascotas "exóticas", no vas a poder hacer comparaciones entre varias pólizas, por lo que tendrás que decidir si tomas o dejas la cobertura que encuentres.

Varias compañías cubren a los caballos, pero puede que tengas que comprar una segunda póliza con cobertura de mortalidad de la compañía (esencialmente un seguro de vida para caballos), y también la cantidad que tendrás que pagar y adicionalmente la cobertura que obtendrás puede depender de la edad del caballo, la raza y otros criterios.

3. Puedes obtener descuentos: El ser miembro de algunos grupos de afinidad puede proporcionarte un descuento en las primas de seguro para tu mascota. Healthy Paws, por ejemplo, ofrece un 10% de descuento de por vida a los miembros de AAA. PetPlan le brinda a los miembros de AARP y a militares en servicio activo o jubilados un descuento del 10% si se inscriben en un plan a través de internet, o un 5% si compran un plan por teléfono.

Sin embargo, ten en cuenta que quizás estos planes no sean la mejor opción en tu caso. Todavía debes comparar las primas, costos compartidos y exclusiones para decidir si hay un plan que sea adecuado para ti. Siempre podrías ahorrar un poco de dinero en una cuenta de emergencias para cubrir gastos inesperados de tu mascota como otra opción.

4. Las mascotas mayores pueden estar cubiertas: Muchas empresas asegurarán a las mascotas mayores, pero de todos modos la edad sí importa. La aseguradora ASPCA Pet Health Insurance no cubre enfermedades en perros de más de 12 años ni en gatos mayores de 14. Healthy Paws y Trupanion cubren las mascotas de por vida, pero hay que inscribirlos antes de que cumplan 14 años. Figo, que se da a conocer como la primera aseguradora de mascotas que existe en la nube cibernética, no tiene límite de edad.

Pero, en general, vas a tener que pagar más para asegurar a las mascotas mayores, y puedes recibir menos cobertura. Por ejemplo, aunque la ASPCA no cubre enfermedades en mascotas mayores, te proporcionará algo de cobertura por accidentes.

A cualquier edad, es más costoso asegurar animales de raza pura que los que no lo son, y los perros son más caros que los gatos.

5. No vale la pena pagar más por la cobertura de atención de rutina: Muchos planes añaden la cobertura de “bienestar” que cubre atención de rutina, como exámenes anuales y vacunas. Encontramos que por lo general no vale la pena este costo.

Es probable que lo que llega a sus barriguitas cueste más que el cuidado veterinario de rutina. Los perros consumen al año alrededor de $270 en comida para perros, mientras que las visitas de rutina al veterinario para los caninos es de un total de $235 por año. Los gatos consumen $245 en comida cada año; mientras que las visitas rutinarias al veterinario tienen un costo promedio de $196 al año.

Por supuesto que las facturas imprevistas pueden destrozar tu presupuesto. Por ejemplo, los costos quirúrgicos para perros son de aproximadamente $550 al año; para los gatos $400. Y los accidentes graves o enfermedades pueden multiplicar muchas veces esa cantidad.

Nosotros ponemos como ejemplo a una pareja que pagó $6,500 para curarle la patita a su gato después de que se enfrentó con algunos resortes del colchón que se le atravesaron en su camino.

www.consumerreports.org

  Comentarios