Finanzas

S&P acepta pago de multa

El secretario de Justicia de EEUU, Eric Holder, responde a las preguntas de la prensa tras el anuncio de la multa impuesta a S&P.
El secretario de Justicia de EEUU, Eric Holder, responde a las preguntas de la prensa tras el anuncio de la multa impuesta a S&P. Getty Images

La agencia de calificación de crédito Standard & Poor's pagará unos $1,380 millones para zanjar denuncias del gobierno de que infló a sabiendas su calificación de inversiones hipotecarias de alto riesgo que fueron un factor detonante de la crisis financiera.

Standard & Poor's Financial Services LLC, filial de McGraw Hill Financial, llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia sobre las calificaciones emitidas entre el 2004 y el 2007.

El acuerdo también zanja demandas presentadas por los procuradores generales de 19 estados y el Distrito de Columbia.

El acuerdo no concluye que McGraw Hill Financial Inc., S&P Financial Services o Standard & Poor's Ratings Services haya violado la ley.

El acuerdo con la agencia de calificación de crédito representa uno de los mayores esfuerzos del gobierno por obligar a rendir cuentas a los actores del mercado que considera responsables de contribuir a la crisis financiera más grave desde la Gran Depresión. El acuerdo anunciado el martes es fruto de meses de negociaciones.

El Departamento de Justicia presentó cargos civiles de fraude contra S&P hace dos años esta semana, en que acusó a la compañía de no advertir a los inversionistas que el mercado de la vivienda estaba colapsando en el 2006 porque ello hubiera afectado su negocio de calificación.

Justicia había solicitado punitorios por valor de $5,000 millones para S&P cuando la demandó en febrero del 2013. El pago de $1,380 millones es inferior a los ingresos de S&P en el 2013, que totalizaron $2,270 millones.

Se ha culpado a las tres grandes agencias de calificación –S&P, Moody's Investors Service y Fitch Ratings– por ayudar a agravar la crisis del 2008 al otorgar altas calificaciones a papeles hipotecarios de riesgo. Algunos inversores institucionales, como los fondos de pensión, solo pueden comprar papeles con alta calificación.

Las inversiones perdieron valor con el derrumbe del mercado de la vivienda en el 2006.

Según los expertos, la demanda a S&P podría servir de modelo para medidas similares contra Fitch y Moody's.

  Comentarios