Un niño hondureño duerme en el lado mexicano de la frontera. Los gobiernos locales de todo Estados Unidos están comenzando a romper unos lazos muy lucrativos con las entidades migratorias federales.
Un niño hondureño duerme en el lado mexicano de la frontera. Los gobiernos locales de todo Estados Unidos están comenzando a romper unos lazos muy lucrativos con las entidades migratorias federales. Callaghan O'Hare The New York Times
Un niño hondureño duerme en el lado mexicano de la frontera. Los gobiernos locales de todo Estados Unidos están comenzando a romper unos lazos muy lucrativos con las entidades migratorias federales. Callaghan O'Hare The New York Times

Las ciudades eliminan contratos con el gobierno para la detención de migrantes conforme las protestas aumentan

05 de julio de 2018 09:04 AM