Inmigración

Tribunal estatal desestima fallo contra Miami-Dade por retenciones de inmigración

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, cuya orden del 2017 reanudó la práctica condal de aceptar solicitudes de retención de las autoridades federales sobre personas detenidas en cárceles locales por delitos penales no relacionados con inmigración.
El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, cuya orden del 2017 reanudó la práctica condal de aceptar solicitudes de retención de las autoridades federales sobre personas detenidas en cárceles locales por delitos penales no relacionados con inmigración. El Nuevo Herald

Un tribunal estatal de apelaciones desestimó una demanda contra la política de Miami-Dade de mantener detenidos a sospechosos de delitos de inmigración a espera que el gobierno federal se haga cargo de ellos, una victoria judicial en un frente en el que salió derrotado en un caso similar.

El Tribunal de Apelaciones del Tercer Distrito de la Florida falló contra un juez de circuito de Miami-Dade quien criticó duramente al condado y al alcalde Carlos Giménez por cambiar las normas sobre las detenciones por asuntos de inmigración días después que el presidente Donald Trump ocupara el cargo. El fallo expresa que el juez de circuito no tiene jurisdicción en el caso.

A principios del 2017, Giménez ordenó a las cárceles condales mantener detenidos a los sospechosos de cometer delitos de inmigración cuando estuvieran detenidos por cargos no relacionados, a la espera de que las autoridades federales se hicieran cargo de ellos para su posible deportación. La decisión en enero 2017 eliminó la condición de “ciudad santuario” de Miami-Dade, y Trump la alabó de inmediato en Twitter.

El tribunal de apelaciones falló que el juez Milton Hirsch se excedió en su autoridad al considerar la impugnación constitucional de un ciudadano haitiano a quien Miami-Dade había entregado a las autoridades federales para ser deportado. El tribunal de apelaciones falló que la impugnación de James LaCroix, encarcelado bajo cargos relacionados con varios delitos de tráfico, debió haberse presentado en un tribunal federal.

“Un tribunal estatal no puede fallar sobre la validez de una solicitud federal de retención”, expresa el fallo del tribunal de apelaciones.

James Lacroix mugshot
James Lacroix estuvo detenido en una cárcel de MIami-Dade hasta que las autoridades federales lo fueron a buscar para deportarlo a Haití. Miami-Dade Police

El fallo no se pronunció sobre las solicitudes de retención, diciendo que el argumento debe dirimirse en un tribunal federal. Miami-Dade ya está batallando en una demanda federal sobre esa política, que la Comisión condal aprobó semanas después que Giménez emitiera su orden. Miami-Dade aceptó las solicitudes de retención hasta el 2013, cuando una nueva política prácticamente las eliminó como opción en las cárceles locales.

A principios de este mes, un juez federal rechazó una moción de Miami-Dade para desestimar ese caso federal, creando las condiciones para un enfrentamiento jurídico sobre la constitucionalidad de la política establecida por el condado hace dos años para aceptar todas las “solicitudes de retención” emitidas por la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

El fallo del juez Hirsch en marzo del 2017 contra Miami-Dade en la demanda presentada por LaCroix no tuvo efecto en la práctica. LaCroix ya estaba detenido por las autoridades federales y lo iban a deportar a Haití. El juez Hirsch no ordenó a Miami-Dade que dejara de aceptar las solicitudes de retención, que por lo general son de 48 horas, y abogados de condado apelaron el fallo de inmediato.

Pero la decisión inicial recibió mucha atención en todo el país. Hirsch escribió que Trump no podía obligar a los gobiernos locales a eliminar la condición de las llamadas ciudades santuario amenazándolos con le pérdida de fondos federales.

En un fallo separado que coincidió con el panel de tres jueces, la magistrada Leslie Rothenberg, del Tercer Distrito, criticó a Hirsch por lo que consideró un fallo agresivo que, dijo, parecía tener más la intención de ir contra Trump y Giménez que solucionar una disputa judicial.

Rothenberg indicó que el fallo de Hirsch contra el condado llenó más páginas que la transcripción de las audiencia que lo precedió, y se basó en “hechos” que estaban “totalmente fuera de los registros sin evidencias para apoyarlos... y que en muchos casos son factualmente incorrectos”.

“En In my opinión, el tribunal cruzó indebidamente la línea entre ser un árbitro neutral de los hechos para convertirse en un defensor...”.

  Comentarios