Inmigración

ICE le pidió a Miami-Dade que detuviera a ciudadanos de EEUU para deportación, según ACLU

La organización Ameican Civil Liberties Union afirma que las autoridades federales de inmigración enviaron solicitudes de detención a cientos de presos de Miami-Dade que el condado había categorizado como ciudadanos de EE.UU.
La organización Ameican Civil Liberties Union afirma que las autoridades federales de inmigración enviaron solicitudes de detención a cientos de presos de Miami-Dade que el condado había categorizado como ciudadanos de EE.UU. Miami Herald File

El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) le pidió al Condado Miami-Dade que retuviera en sus cárceles a cientos de personas que figuran como ciudadanos estadounidenses, según un nuevo informe de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

La ACLU citó registros del Condado proporcionados en una demanda presentada por un ciudadano de Estados Unidos llamado Garland Creedle, quien fue detenido erróneamente después de pasar una noche en una cárcel de Miami-Dade en marzo de 2017.

Después que Creedle, de 18 años, tenía libertad de irse por el cargo local por el que le detuvieron, los agentes de Miami-Dade lo retuvieron porque las autoridades de inmigración habían emitido una solicitud de detención por una posible deportación, de acuerdo con la demanda.

A Axel Noguera, quien fue violado cuando era un niño y se le permitió permanecer con una visa de víctima, se le denegó la residencia permanente por una prueba fallida de marihuana, según dicen sus abogados.

Al parecer, los agentes de inmigración se dieron cuenta de que el “detainer” —la solicitud de detener a una persona por motivos de inmigración— se emitió por error y Creedle pudo abandonar el Centro Correccional de Turner Guilford Knight después de pasar un día más tras las rejas. La ACLU lo ayudó a presentar una demanda contra Miami-Dade en junio de 2017, citando una violación de sus derechos constitucionales.

“Los registros de detención de Miami son profundamente perturbadores y deberían hacer que otras localidades lo piensen dos veces antes de aceptar las solicitudes de ICE”, dijo en una declaración Amien Kacou, abogada de la ACLU de Florida. “Sería inconcebible que nuestro gobierno estatal obligue a los funcionarios locales a retener a los ciudadanos de EEUU para ICE”.

Miami-Dade dejó de aceptar las solicitudes de retención de ICE en 2013, después de adoptar una política que los limitaba a retener únicamente a personas acusadas de delitos graves y que exigía que Washington cubriera los costos adicionales de encarcelamiento. Washington, sin embargo, se negó a pagar.


El Condado cambió de rumbo días después de que Donald Trump se convirtiera en presidente y amenazó con retener los fondos federales de las llamadas “comunidades santuario” que no cooperaran con las autoridades de inmigración.

El Departamento de Correcciones del Condado rechazó una solicitud de comentario del Herald para esta nota, citando litigio pendiente. Un portavoz de ICE en Miami también declinó hacer comentarios.

La ACLU no reveló los datos que dijo que Miami-Dade proporcionó que muestran los intentos de detención de inmigrantes de ciudadanos estadounidenses. El informe emitido el miércoles dice que los registros entregados por el Condado mostraban que ICE emitió solicitudes de detención para “420 personas que aparecen como ciudadanos estadounidenses en los registros de Miami”. Las solicitudes se emitieron entre febrero de 2017 y febrero de 2019, y ICE terminó cancelando 83 solicitudes.

Una portavoz de ACLU dijo que los registros fueron producidos por el Condado para la demanda, pero que se basaron en los registros existentes en la cárcel que muestran que los sujetos detenidos aparecían registrados como ciudadanos por el Departamento de Correcciones de Miami-Dade.

Desde que el Condado comenzó a cumplir las nuevamente las solicitudes de detención en enero de 2017 hasta el 1 de enero pasado, Miami-Dade recibió alrededor de 2,500 solicitudes. De esas, 1,479 personas fueron entregadas a ICE.

Algunos detenidos salieron de la cárcel aún con solicitudes de detención de ICE, ya que las cárceles de Miami-Dade solo retienen a las personas 48 horas adicionales (más días festivos y fines de semana) para ICE y los agentes federales a veces no llegan a tiempo.

La ACLU dijo que los números de Miami-Dade parecen ser parte de un patrón nacional, y mencionó litigios en Rhode Island que revelaron que ICE emitió solicitudes de detención a unos 460 ciudadanos estadounidenses entre 2003 y 2014.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios