Inmigración

El filme trata sobre un centro de detención de inmigrantes en Florida. El activista será deportado

Activista en filme sobre centro de detención de inmigrantes fue deportado a Argentina

Claudio Rojas, un activista argentino que apareció en un documental sobre un centro de detención de inmigrantes, fue deportado a su país natal el 2 de abril de 2019. Aquí nos habla de cómo se encuentra.
Up Next
Claudio Rojas, un activista argentino que apareció en un documental sobre un centro de detención de inmigrantes, fue deportado a su país natal el 2 de abril de 2019. Aquí nos habla de cómo se encuentra.

Funcionarios de la corte federal concluyeron que carecen del potestad para intervenir en el caso de Claudio Rojas, un activista argentino inmigrante arrestado recientemente por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos, según indican los documentos del caso.

Rojas podría ser deportado en cualquier momento después de las 5 p.m. del lunes, dijeron sus abogados. ICE le dijo al Miami Herald que no podía comentar sobre el caso.

El arresto de Rojas durante un registro de rutina se produjo días antes de que se emitiera un documental en el Festival de Cine de Miami a principios de marzo. Rojas fue un informante de la película Los infiltrados, que se centró en las “injusticias y abusos” en un centro de detención de Broward, dijeron los cineastas. Anteriormente la película se había estrenado en el Festival de Cine Sundance, en Utah.

“Claudio Rojas se enfrenta a una deportación inminente a menos que alguien de alto rango en ICE, o el gobierno de Trump, pueda intervenir e impedir que se lleve a cabo esta farsa de justicia”, dijo al Miami Herald Alina Das, una de las abogadas de Rojas. “Está claro que esto es una represalia”.

Aquí tiene un resumen de las leyes de inmigración aprobadas por el gobierno de Estados Unidos que afectarán a inmigrantes legales en 2019.

Los registros en internet muestran que Rojas, que vive en Miramar, ya no figura como detenido en el centro de detención de Krome en South Miami-Dade a partir de las 6 pm. del lunes.

Los registros muestran que sus abogados presentaron una demanda de derechos civiles ante un tribunal federal de Florida tras su arresto, pero el tribunal rechazó su solicitud de permanecer en Estados Unidos mientras el tribunal revisaba su caso.

Sus abogados apelaron esa decisión ante el Tribunal del Circuito 11 de Florida. El lunes, ese tribunal llegó a la conclusión de que no tiene potestad para impedir que ICE deporte a Rojas.

Rojas tiene pendiente una solicitud de Visa T, que se emite a las víctimas de la trata de personas y fuerza de trabajo. Sus abogados dicen que Rojas hizo la solicitud después de haber sido víctima de un empleador, un caso que está investigando el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

De acuerdo con las normas de ICE, las personas con Visas T pendientes reciben protección de la deportación y eso puede servirles como una vía para obtener la residencia permanente. Si Rojas es deportado ya no es elegible para la Visa T.

Sus abogados dicen que su deportación pondría en peligro la investigación en curso del Departamento de Trabajo.

“Las acciones del [Departamento de Seguridad Nacional] al ejecutar cualquier orden de expulsión van en contra de la política pública que ayuda a [combatir] formas graves de trata de personas”, dijeron los abogados de Rojas, Sandy Pineda y Francisco López en una declaración. “Esto entra directamente en conflicto con la intención del Congreso de que los sobrevivientes informen a las agencias de investigación policial, como lo hace el Departamento de Trabajo”.

En las últimas semanas, la familia y simpatizantes de Rojas buscaron la intervención del congresista demócrata de Florida Ted Deutch (Broward), la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, el senador federal republicano de Florida Marco Rubio, entre otros legisladores.

La oficina de Deutch ha presentado un proyecto de ley local solicitando ayuda para Rojas. Sin embargo, todavía está pendiente de un procedimiento en el subcomité de inmigración, que es parte del Comité Judicial.

Emiliano Rojas, uno de los dos hijos de Rojas, dijo que la vida de su padre se ha convertido en “una pesadilla llena de dolor y estrés”.

“Acabo de tener un hijo. Es el primer nieto de mi padre “, dijo Emiliano. “Mi papá es un hombre que adora estar con la familia. Tenía planes para llevarlo a pescar y enseñarle cosas que él me enseñó. Me encantaría que mi hijo tuviera a su abuelo aquí, pero veo que no será así”.

  Comentarios