Inmigración

Trump retrasa deportación masiva de inmigrantes en Miami ‘a petición de los demócratas’

El presidente Donald Trump anunció este sábado que retrasará por dos semanas las deportaciones masivas que estaban planeadas para este fin de semana en diez ciudades, una de ellas Miami.

Las fuentes la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) del Herald no pudieron confirmar el sábado en la tarde que los anuncios del Presidente fueran verídicos y dijeron que los agentes no han sido informados sobre los cambios en el calendario.

Las autoridades federales de inmigración estaban listas paraactuar tan pronto como este domingo en Miami, Atlanta, Chicago, Baltimore, Denver, Houston, Los Ángeles, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco.

La Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) tenía planeado buscar específicamente a un millón de personas para deportarlos, quienes pese a tener órdenes definitivas de deportación emitidas por jueces federales siguen en el país.


El presidente colgó un tuit con el mensaje a las 2:56 p.m. y explicó que espera que los republicanos y los demócratas busquen soluciones para el problema de inmigración en la frontera con México en ese tiempo.

“A solicitud de los demócratas, he demorado el Proceso de Retiro de la Inmigración Ilegal (Deportación) por dos semanas para ver si los demócratas y los republicanos pueden ponerse de acuerdo y hallar una solución a los problemas de asilo y resquicios legales en la frontera sur”, escribió Trump en Twitter. “Si no, ¡las deportaciones empezarán!”

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentario el sábado con respecto a la publicación en la red social de Trump. No está claro a qué se refería el Presidente cuando dijo que la demora se dio “a solicitud de los demócratas”.

Tres funcionarios del gobierno dijeron a la Associated Press que se canceló la operación porque se habían filtrado detalles a la prensa y la seguridad de los agentes podía correr peligro. Las fuentes hablaron bajo la condición de anonimato por no estar autorizadas a informar al público.

El sábado por la mañana, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, emitió un comunicado en el que pedía a la administración que suspendiera las redadas de inmigración.

“Mañana es domingo, y como muchas personas de fe asisten a los servicios religiosos, el Presidente ha ordenado redadas sin corazón”, manifestó Pelosi. “Espero que antes del domingo, los líderes de la comunidad religiosa y otras organizaciones que respetan la dignidad y el valor de las personas insten al Presidente a detener esta acción brutal que destruirá a las familias e inyectará el terror en nuestras comunidades”.

El sábado, Pelosi respondió al anuncio de Trump con su propio tuit, en el que afirmó: “Señor presidente, la postergación es bienvenida. Se requiere tiempo para una reforma migratoria amplia. Las familias deben mantenerse juntas”.


Abogados de inmigración del sur de Florida le dijeron al Herald que tienen dudas sobre el anuncio del Presidente y que creen que sus clientes aún podrían estar en riesgo inmediato este fin de semana.

“Todavía tienen órdenes de expulsión. Tienen su información o su última dirección conocida. Tienen la financiación y los oficiales”, dijo Sandy Pineda, que trabaja en el área del sur de Florida. “Esta puede ser una manera para que las autoridades los atrapen con la guardia baja”.

Añadió: “Los domingos son ideales. No hay muchos bufetes de abogados abiertos y disponibles. Florida ya no es un estado santuario. Las personas no pueden ir a una iglesia o un lugar donde no pueden ser arrestados. No estoy segura si es algún tipo de estrategia política; es jugar con la vida de la gente”.

Información de la Associated Press se utilizó en este informe.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios