Inmigración

Firma que dirige centro para niños migrantes en Homestead busca 250 empleados en Texas

HHS publica video sobre albergue para menores de Homestead

El Departamento de Salud y Servicios Humanos liberó este video del albergue de menores de Homestead, donde viven 1,200 menores migrantes.
Up Next
El Departamento de Salud y Servicios Humanos liberó este video del albergue de menores de Homestead, donde viven 1,200 menores migrantes.

Caliburn, la compañía contratada por el gobierno federal para administrar el centro de detención de Homestead para niños migrantes busca contratar a cientos de empleados adicionales, esta vez en Texas.

Aproximadamente 250 puestos de trabajo para diferentes cargos indican, en su descripción laboral, que los candidatos ideales deben tener al menos “un año de experiencia específica en refugios de afluencia de emergencia”.

Los empleos que están en juego incluyen puestos de alto nivel como “director de programa” y “líderes del centro”, así como trabajos de nivel principiante como para “trabajadores encargados del cuidado juvenil” en al menos tres instalaciones diferentes: “Casa Norma Linda” en Los Fresnos, “Trail House” en El Paso y “Loma Alta” en Brownsville.

Todas las descripciones de los empleos dicen que los deberes incluirán supervisar a niños de entre 13 y 17 años; otros especifican que formarán parte de los procesos de reunificación familiar.

“El Líder del centro es responsable de la supervisión y el rendimiento operacional de un departamento en una instalación residencial para niños en el lugar”, señaló la publicación de El Paso en la descripción.

También se proyecta contratar a gerentes de cumplimiento de PSA (Prevención de Abuso Sexual), maestros, administradores de casos, personal de contratos y adquisiciones del gobierno, chaperones de viajes y consejeros clínicos.

“El administrador de casos tiene la responsabilidad de coordinar la administración de casos y los servicios de reunificación familiar para los niños en las instalaciones infantiles en el lugar”, dijo una publicación, señalando que el trabajo implicaría iniciar y mantener un “contacto directo con cada niño y su familia mientras “el niño esté bajo el cuidado de ORR para avanzar en la reunificación familiar y sacar al niño de la instalación”.

El administrador de casos también es responsable de identificar “posibles familiares u otros patrocinadores para la reunificación”.

Caliburn confirmó el viernes que la empresa está administrando los tres centros de Texas, pero dijo que volvería a llamar a el Miami Herald con información más específica más adelante.

Hasta este viernes en el sitio web de adquisiciones del gobierno, USASpending.gov, no figura ningún contrato listado para Caliburn, o su subsidiaria, Comprehensive Health Services (Servicios de salud Integral), en Texas.

El surgimiento de oportunidades de empleo para nuevos centros de albergue para niños migrantes no acompañados se produce a medida que las poblaciones en el centro de detención de Homestead disminuyen rápidamente. Una instalación que alguna vez tuvo hasta 3,000 niños ahora tiene alrededor de 800 después de que HHS decidió dejar de enviar niños a Homestead a principios de julio.

A pesar del descenso marcado del número de niños que llegan a la frontera en las últimas semanas y la disminución de las cifras de Homestead, los funcionarios no dicen si se planea cerrarla pronto porque la situación en la frontera puede ser “impredecible”.

“Es prematuro especular acerca de poner el refugio en ‘estado cálido’”, dijo un portavoz de HHS a el Miami Herald la semana pasada.

Durante una audiencia de vigilancia en el Congreso esta semana, el Director del HHS, Jonathan Hayes, dijo que el objetivo de la agencia es cerrar los refugios de “afluencia”, como Homestead, y en su lugar abrir refugios permanentes.

No está claro qué tipo de instalaciones tendrá Caliburn en Texas. A partir del 18 de julio, hay aproximadamente 11,000 niños en centros de detención para menores no acompañados en todo el país, según HHS.

A partir de este momento, Caliburn es la única empresa con fines de lucro que gestiona centros de detención para niños migrantes.

En abril, el Miami Herald reveló que la compañía obtuvo un contrato sin licitación y que el general John Kelly, el ex jefe de personal del presidente Donald Trump, se unió a la junta de asesores de Caliburn.

  Comentarios