Inmigración

Difícil su caso, y parece que le están robando

Doctor Rosenow, muy buenos días. Le agradezco me ayude con la siguiente consulta.

Viví por 8 años en Estados Unidos, entré legal, tuve matrimonio con cubana, pero ella no quiso comparecer a la cita de Inmigración, yo tampoco fui. Con el tiempo, me enteré de una cita ante un juez, pero ya había pasado la fecha pues la comunicación había sido enviada donde mi ex esposa y ella no me quiso contactar, pues quedamos en malos términos. De allí se derivó, muy probablemente, una orden de deportación en ausencia. Esto fue en el 2009. En el 2011, regresé a Colombia, y desde entonces vivo, aquí, en Barranquilla.

Mi pregunta, Doctor Rosenow, (me gustan sus análisis, porque usted es una persona pragmática y anda sin rodeos), en este momento voy a cumplir 4 años desde que me fue aprobada mi petición que una hermana ciudadana había hecho en el 2001, ya está aprobada. Me han dicho que si completo el trámite, cuando llegue donde el cónsul, éste me va a decir que no me da la visa de inmigrante, porque tengo una orden de deportación y una estancia ilegal [en Estados Unidos] mayor a un año. Y que por lo tanto, tengo un castigo, que según lo que he leído, es de 10 años.

Concretamente, Doctor Rosenow, cuando yo cumpla los 10 años e intente solicitar mi residencia, ¿qué escenarios pueden ocurrir? O si es posible solicitarla antes, ¿qué probabilidades hay de que me sea otorgada? Lo otro es, ¿cuánto tiempo puede alguien como yo, con la residencia aprobada, permanecer sin continuar el trámite para residir? ¿Hay algún riesgo de perderla? Yo todos los años hago un pago que, supuestamente, me mantiene activa mi aprobación, pero no sé si esto es realmente como yo lo imagino.

Muchas gracias Doctor Rosenow, mi mayor aprecio.

Rafael Calderón Urzola, Barranquilla, Colombia.

Muy interesante su carta, apreciado paisano, ¿y por qué le digo así?! Hago la salvedad por que, entre colombianos, decimos “paisa” (apócope de “paisano” ó “montañero”), específicamente, a los habitantes del eje cafetero (Antioquia, Risaralda, Caldas, Quindío, norte del Tolima, y norte del Valle del Cauca), los más peculiares en su pronunciación del castellano, profuso en adjetivos y regionalismos.

Ahora, vamos a la seriedad de su caso y sus serias preguntas. Comenzando por la cola, lo único de su relato que no conozco ni entiendo es lo de que “yo todos los años hago un pago que, supuestamente, me mantiene activa mi aprobación” (?). A usted, apreciado don Rafael, ese alguien, ¡le está robando! No existe un pago, ni ocasional, ni continuo, que “mantenga vigente” una visa de inmigración, ya que esto se soluciona con una simple nota al National Visa Center (NVC) informándoles de su intención de emigrar, antes que transcurra un año desde su última comunicación.

En lo suyo, el único mantenido, contento, y de rechupete, es el ladrón que le inventó semejante tramoya. (Déme más datos y recibos ó papeles conectados con esa viveza, y le daré detalles para quitarle le respiración a esa alimaña...)

En cuanto a su proyectado regreso a Estados Unidos, guarde sus esperanzas por ahora en una gaveta profunda. Aunque la fecha de prioridad de la petición de su hermana está corriente (ó hasta bien pasada de fecha, como usted bien lo dice), aún le falta esperar a cumplir los 10 años concurrentes por su presencia ilegal en Estados Unidos (apenas va por la mitad) y por la deportación en ausencia.

Cumplido ese castigo, en ese momento usted todavía tendrá que demostrar ante el consulado que salió de acá en la fecha que usted relata. Tarea compleja hasta para un buen abogado de inmigración, más aun para un particular desinformado... Procesar ahora su visa de inmigrante no es lo más aconsejable, ya que de su carta no se desprende que usted tenga los elementos necesarios para el proceso de los waivers (excepciones) que pudieran facilitar la aprobación de su visa de inmigrante.

En definitiva, ¡de paisano a paisano (al menos en el alma...), le deseo lo mejor!

MANFRED ROSENOW es un abogado y periodista de Miami especializado en temas de inmigración.

Escríbale a El Nuevo Herald, 3511 NW 91 Avenue, Doral FL 33172 o al correo electrónico rosenowesq@aol.com

  Comentarios