Cuba

'En una hora se agotan las citas': cubanos y venezolanos colapsan sitio web de visas de Panamá

Javier Carrillo habla sobre el flujo de migrantes cubanos

El director general de Migración en Panamá, Javier Carrillo, habla sobre la postura de su país ante la crisis migratoria cubana. ​
Up Next
El director general de Migración en Panamá, Javier Carrillo, habla sobre la postura de su país ante la crisis migratoria cubana. ​

La plataforma online del gobierno panameño para los trámites de visado ha colapsado por la altísima demanda, especialmente de cubanos y venezolanos. Así lo ha confirmado el director general de Migración, Javier Carrillo.

“Hemos habilitado esta plataforma para entregar 50 citas diarias en nuestro consulado en La Habana, pero la demanda es altísima y el sistema se cierra en cuanto se agotan las disponibilidades”, dijo Carrillo en una comunicación telefónica desde la Ciudad de Panamá.

Las autoridades panameñas crearon el portal a mediados del año pasado después de duplicar a 1,000 al mes el número de visas para los ciudadanos cubanos. Ocho mil residentes de la isla se beneficiaron de la nueva medida en 2017.

“Ya tenemos todo el mes de mayo lleno. Abrimos dos o tres meses antes para que la gente tenga tiempo de sacar sus papeles”, explica Carrillo. “En una hora se agotan las citas. La gente está muy pendiente. En abril volveremos a abrir para que se ocupen los próximos dos meses”.

Cuando se agotan las citas el sistema automáticamente elimina el botón “llenar formulario” y solo aparece el de “reimprimir cita”.

El sistema electrónico permite pedir una cita para solicitar la visa “estampada” en los consulados de Panamá en Cuba, Venezuela y China. Tanto en el caso cubano como el venezolano es muy difícil conseguir un turno porque el cupo se agota. No ocurre así con China, que tiene mucha menos demanda.


En lo que va de año, más de 10,600 cubanos han visitado Panamá. El pasado 2017 fueron más de 71,700 cubanos que escogieron el país del canal como opción para turismo o compras, mientras en 2010 fueron apenas 6,000. Los cubanos que tienen residencia estadounidense o que tienen ciudadanía europea no requieren visado para viajar a Panamá.

Panamá fue un país de tránsito para miles de cubanos que viajaron durante la última crisis migratoria hacia Estados Unidos. Tras el fin de la política “pies secos, pies mojados”, en enero de 2017, más de 300 cubanos quedaron varados allí y recibieron apoyo material de ese país para regresar a Cuba.

Para Zenia Escalona, la posibilidad de sacar un turno online para entrevistarse en la embajada de Panamá en La Habana de manera online es una gran ventaja. La mujer, de 51 años, intentó durante más de seis meses concertar una cita llamando por teléfono al consulado, pero fue en vano.

“Los jueves no había quien se empatara con ese teléfono. Media Cuba estaba llamando. Era terrible”, explica Escalona, quien reside en Trinidad y quiere viajar a Panamá para hacer compras en la zona de Colón. Antes de que existieran la plataforma online, la embajada de Panamá en La Habana concertaba las citas solamente por teléfono los días jueves y en un horario determinado.

Escalona pidió su pasaporte el año pasado para aprovechar las ventajas de importación en moneda nacional que tienen los que residen en la isla. “La aduana te permite entrar 100 kg de importación no comercial pagando los impuestos en pesos cubanos. Esa es la ventaja que tienen los que vivimos aquí. Sales, compras ropas, zapatos, televisores y aires acondicionados y después puedes revenderlos y sacar algún dinerito”, explica.

Aunque conectarse a internet en la Isla suele ser complicado, debido a que se hace en lugares públicos, Escalona dice que “vale la pena” pagar un dólar para intentar entrar en la página de Migración Panamá.

Los viajes de cubanos a la zona libre del Canal de Panamá y a otros destinos populares para compras como Cancún han florecido desde que en 2013 el Gobierno cubano puso en vigor una ley que eliminó el permiso de salida, que durante décadas impidió que los cubanos viajaran libremente.

Ante la ausencia de un mercado mayorista para el sector privado en Cuba, muchos emprendedores pagan el pasaje a las mulas para que le traigan a un precio asequible la mercancía que necesitan para sus negocios.

Siga a Mario J. Pentón en Twitter: @mariojose_cuba

Este artículo forma parte de un convenio entre 14ymedio y el Nuevo Herald.

  Comentarios