Cuba

Los médicos cubanos llegaron a Kenia, pero no contaban con la sorpresa que les tenía preparada un juez

El gobernante cubano Raúl Castro (izquierda) y el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta.
El gobernante cubano Raúl Castro (izquierda) y el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta. Granma

Medio centenar de médicos cubanos llegaron el martes a Kenia enviados por el gobierno de la isla, pero no podrán trabajar, al menos por ahora. Así lo ha estipulado este miércoles el juez Onesmus Makau, de la Corte sobre Empleo y Relaciones Laborales.

La polémica contratación de un centenar de profesionales de la isla por parte del gobierno keniano se enfrenta nuevamente a la exigencia de médicos locales que dicen que en Kenia no hacen falta médicos extranjeros, sino mejorar las condiciones de trabajo a los galenos locales.

Hasta el momento Cuba no se ha pronunciado al respecto. Otros 50 especialistas cubanos llegarán este jueves.

Tres médicos locales que se encuentran sin empleo interpusieron una demanda porque consideran que, según la constitución de ese país, los kenianos deben tener prioridad en las contrataciones. El destino de los médicos cubanos en el país africano se decidirá el próximo 19 de junio.

"Las leyes de Kenia prohíben la emisión de permisos de trabajo para no kenianos hasta que se cumplan las provisiones obligatorias estatutarias, con el objetivo central de proteger a los ciudadanos kenianos en lo relacionado con las oportunidades laborales", dijo Anangwe Maloba, abogado de los demandantes, a medios locales.

Además acusó al gobierno keniano de discriminar a los médicos locales por pagar más a los cubanos.

Según reveló la ministra de Salud de ese país, Sicily Kariuki, el convenio con Cuba establece un pago de 390,270 chelines (unos $3,800) para los salarios más bajos de los médicos, mientras que el sueldo más alto será de 450,660 chelines ($4,460). Un médico keniano gana alrededor de 150,000 chelines ($1,500).

La exportación de servicios médicos es la principal fuente de divisas para el gobierno cubano, que tiene desplegados profesionales sanitarios en más de 60 países. Cuba recibe anualmente al menos $10,000 millones por los profesionales que tiene trabajando en países como Venezuela, Brasil o Arabia Saudita.

La mayor parte del dinero que pagan países o instituciones internacionales por los servicios médicos cubanos van directamente a las arcas del gobierno cubano, que entrega a los médicos alrededor de un tercio del dinero.

Diversas organizaciones internacionales han denunciado este proceder como una violación a los derechos humanos y una forma de esclavitud moderna.

El gobierno cubano castiga a los médicos que escapan de esas misiones prohibiéndoles volver a Cuba por ocho años. Además, al romper el contrato pierden el dinero que tuviesen acumulado en cuentas bancarias en la isla.

Siga a Mario J. Pentón en Twitter: @mariojose_cuba y en Facebook: Mario J. Pentón.
Este artículo forma parte de un convenio entre 14ymedio y el Nuevo Herald.
  Comentarios