Cuba

Putin concede préstamo a Cuba para compra de armas y se reunirá con Díaz-Canel

Vladimir Putin sonríe mientras visita el estadio de Kaliningrado después de la Copa Mundial de Fútbol 2018 en Kaliningrado, Rusia, el 20 de julio de 2018.
Vladimir Putin sonríe mientras visita el estadio de Kaliningrado después de la Copa Mundial de Fútbol 2018 en Kaliningrado, Rusia, el 20 de julio de 2018. AP

El gobierno de Rusia concedió un préstamo a Cuba por $50 millones para la compra de armamento militar ruso, a solo días de que Vladimir Putin reciba al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel en el Kremlin.

El acuerdo para la venta de armas será firmado durante una reunión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Rusia que inicia este lunes en La Habana, reportó el diario ruso Kommersant. Según las fuentes citadas por ese periódico, las discusiones tratarían la venta de vehículos blindados, helicópteros y armas pequeñas, así como la compra de piezas de repuesto para tanques.

Cuba también tendría planes de “comprar equipos industriales” a través de otros contratos comerciales con Rusia, indica el reporte.

La Agencia Cubana de Noticias confirmó que Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba y Yuri Borísov, viceprimer ministro ruso, encabezarán la reunión de la Comisión Intergubernamental pero no ofreció más detalles del encuentro. La reunión coincide con el II Foro empresarial Rusia-América Latina y el Caribe, que se realiza por primera vez en La Habana.

Con el enfriamiento de las relaciones con Estados Unidos y la crisis política y económica en Venezuela, el gobierno cubano ha estrechado sus relaciones con Rusia, con la firma de varios acuerdos en ramas como la energía y el transporte. La empresa petrolera rusa Rosfnet firmó un acuerdo con Cuba a fines del año pasado para expandir la exportación de petróleo a la isla.

La oficina de Borísov dijo a Kommersant que en La Habana se firmarían esta semana 60 projectos de inversiones que ya se habían acordado.

El anuncio del acuerdo para la compra de armas llega a solo unos días de que Díaz-Canel inicie el viernes una gira por Rusia y otros países aliados como China, Vietnam, Laos y Corea del Norte. Según confirmó la oficina de la presidencia rusa el lunes, Putin se reunirá con el gobernante cubano para “discutir sobre el estado actual y las posibilidades de profundizar la relación estratégica entre Rusia y Cuba en varias esferas”, indica el comunicado.

Díaz-Canel y Putin se reunieron en La Habana en el 2014 y en Moscú en el 2016, cuando aquel era aún vicepresidente. La cancillería cubana anunció que Díaz-Canel será recibido también por el primer ministro Dmitry Medvedev y el patriarca de la iglesia ortodoxa rusa, Kiril.

Pero además de intentar realzar su imagen a nivel internacional y estrechar alianzas políticas, Díaz-Canel tiene un objetivo urgente durante esta gira: asegurar créditos e inversiones que permitan sobrevivir a su gobierno.

Pese a la escasez de divisas y el impago a proveedores, el gobierno cubano se ha mantenido pagando a los acreedores del Club de Paris con el que renegoció una deuda multimillonaria, pero el país necesita de una inyección de inversión extranjera.

La economía cubana se ha resentido por la crisis en Venezuela, su principal aliado, así como por la disminución de los ingresos en el turismo, tras varias medidas tomadas por la administración de Trump, entre ellas varias alertas de viaje debido a los supuestos ataques a la salud de diplomáticos estadounidenses en La Habana.

Según un reporte de NBC, las agencias federales que investigan el caso consideran al gobierno ruso como potencial sospechoso de perpetrar los ataques.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios