Mundo

El ladrón del camión de butano en Barcelona actuó tras noche de sexo y drogas

El ciudadano sueco condujo el martes durante diez minutos un camión cargado de bombonas de butano durante unos tres kilómetros, en los que llegó a circular en dirección contraria en una vía de circunvalación de Barcelona, donde sembró el pánico, hasta que fue detenido por la Policía.
El ciudadano sueco condujo el martes durante diez minutos un camión cargado de bombonas de butano durante unos tres kilómetros, en los que llegó a circular en dirección contraria en una vía de circunvalación de Barcelona, donde sembró el pánico, hasta que fue detenido por la Policía. AFP/Getty Images

El hombre que robó el martes un camión de butano y provocó escenas de miedo en Barcelona (noreste) hasta que fue frenado a tiros por la policía, actuó de forma improvisada, alterado e inestable, tras pasar una noche de fiesta, en la que gastó mucho dinero en sexo, drogas y alcohol.

El responsable de Interior del Gobierno regional catalán, Jordi Jané, insistió el miércoles en descartar el móvil terrorista y remarcó que el hombre, de 32 años y nacionalidad sueca, no hizo ninguna proclama y no constan vínculos ni a él ni a su entorno con organizaciones terroristas.

Tampoco hallaron nada sospechoso en las redes sociales ni en el hotel en el que se alojó cuando llegó a la capital catalana el pasado lunes.

El detenido, que permanece ingresado en la unidad psiquiátrica de un hospital de Barcelona, donde se recupera de su estado de alteración y se le practican pruebas para valorar su estado mental, pasó toda la noche anterior al incidente de fiesta, según Jané.

Se gastó, en compañía de algunos compatriotas, mucho dinero en varios locales y estaba sumido en un estado de “euforia continuada”, según la fuente.

Entre estas “actividades caras” de las que ha hablado el responsable de Interior figuran la prostitución y el consumo continuado de drogas y alcohol, informaron a Efe fuentes cercanas a la investigación.

Jané afirmó que el detenido actuó de forma “no planificada, improvisada” y que antes de robar el camión de butano intentó sin éxito parar varios vehículos y apropiarse de una moto, ya que su objetivo, en un estado de “alteración”, era “irse” en dirección al mar, aunque se investiga con qué intención.

El detenido, que en 2008 fue condenado en su país a tres años de cárcel por maltrato en el hogar y delitos vinculados a las drogas, llegó a Barcelona el pasado día 20 procedente de Moscú y se alojó en un hotel de Barcelona con un amigo, que ya ha abandonado España.

El ciudadano sueco condujo el martes durante diez minutos un camión cargado de bombonas de butano durante unos tres kilómetros, en los que llegó a circular en dirección contraria en una vía de circunvalación de Barcelona, donde sembró el pánico, hasta que fue detenido por la Policía.

Los agentes, según Jané, lograron salvar la vida de una joven de origen brasileño que iba caminando escuchando música con auriculares por una plaza próxima a la vía y a la que hubiera embestido el camión robado si un agente no la hubiese apartado.

La chica resultó herida leve al recibir el impacto de una de las bombonas de butano que perdió el camión en los volantazos que dio en su fuga, perseguido por varias motos de la policía.

  Comentarios